Breve relato de fin de año con Pastor López como fantasma invitado

                                                               "The good year"


Tres fantasmas cosen valijas gastadas
Lisandro  Aristimuño




Veamos: ¿Qué tenemos por aquí? Recibo del teléfono con anuncio de suspensión,  cupones de descuento, citación al juzgado por aquel asuntillo,  carta de  mi hermana desde Utah. ¿Qué es esto?  ¡Oh! Una tarjeta de año nuevo. ¡Es musical! “Qué pases un venturoso año nuevo, gracias por su suscripción”, le desea la revista  Suecas.

*

Ring ring ring ring
--¿Diga?
-La empresa pública de teléfonos le informa que su factura correspondiente al mes de noviembre  yace vencida, rogamos por favor acercarse…
¿Cómo será  la chica  de esa grabación?  Alguien me dijo que eran maquinas que emulaban la voz humana, pero no es el caso, se escucha cálida, dulce. Es un tono afectivo, nada intimidante o frío, es más, dan ganas de escucharla por horas y nunca pagar la maldita factura.


11:25 pm

La fiesta de los hogares colombianos aparece en la pantalla del televisor. Pastor López canta uno de sus éxitos donde habla de un tipo en la cárcel y una madre que llora.

-¡Pastor López está muerto!
-¿Quien dijo eso?





*

!Ring ring ring ring  ring!

-Diga
-¿Gregorio?
-¿Sí, quien habla?
-Soy yo, Mordinski
-¿Qué quieres?
-Estaba por acá cerca, quiero hablar un asunto serio contigo, tengo una de Glenn Simmons  entera, no sé si puedo pasar un…
-¡No!
-Vete a la mierda, no la vas a creer Gre…

(Pu pu pu pu)



11 40 pm

Viéndolo bien, Pastor López tiene semblante de muerto. Lo llevo viendo en la fiesta de los hogares colombianos desde que tengo memoria. ¿Por qué llamaran chucu chucu a su música? Los integrantes de su orquesta también parecen difuntos.  El público que corea sus canciones no se salva, golpean sus pechos  y cierran los ojos mientras corean sus canciones, como reflejando un malestar físico más que emocional. Miren a ese tipo, pobre,  luce borracho y fracasado. Me parece conocido…

-¡Es igual a ti!
-¿Quién dijo eso?



*

¡Ring, ring, ring ,ring!

-Hola
- ¿Y si el humo está en foco?
-¿Qué?
-!Todos flotan!
-¿Quién diablos habla?
-Faltan poco minutos para las doce.
-¿Mordinski?
-Todos ponen algo...
-¡Busque a otro pendejo a quien joder!

*
11: 55 pm

Otro  año que se hace humo, el olor  a pólvora es insoportable. Un pestañeo y ya tienes 38 años,  tensión alta y sobre peso.  Menos mal nadie viene  a tocarme a la puerta con eso del feliz año, al parecer se cansaron los inquilinos de este edificio de la misma payasada año tras otro. Faltan cinco para las doce, dice la canción de siempre. Cinco minutos volátiles. ¡Bang, bang, bang!


Eso no fue pólvora, me asomo a la ventana y veo al puto de Mordinski disparándole a algo, parece ser que a un    muñeco de año viejo  que pusieron a la entrada al edificio,  pero que raro no vi ningún muñeco cuando entré, ni piense que voy abrirle la jodida puerta. El puto muñeco lleva una camisa igual  a la que traigo esta noche.

-¡Eso es lo que tú crees!
-¿Quien dijo eso?
-Yo, doce en punto, ¡salud! Feliz año, Gregorio.
-¿Quién eres? ¿Cómo entraste?
-¿Entrar?  Vivo aquí, bueno, vivía aquí antes que tú, nunca me he marchado.
-(….)
-En esta charola tengo 24 uvas, toma la mitad y comamos, pidamos un deseo, pero ten cuidado, no hay que comerlas tan aprisa, sé lo que te digo…
-Esto no tiene sentido, debo estar durmiendo, esto no es más que un jodido sueño…

¡Ring, ring, ring, ring!

-¿No vas a contestar? ¿Esperabas despertarte con el timbre del teléfono? ¿Por qué te agarras así la cabeza? ¡Contesta! ¡Cobarde! ¡Asume tus asuntos!
-Ese debe ser el ebrio sin talento de Mordinski, no voy a contestar.
-¡Mordinski! ¡El gris de Mordinski! Tú lo has dicho, eso pensábamos todos, que no tenía algún talento ese gordo barbudo con acné, pero buena puntería si tenía el maldito.
-¿Lo conoces?
-Hace un año salió en todos los diarios por vaciarle tres balazos a un sujeto, justo por estas fechas.
-Estás loco, acabo de verlo hace un par de minutos disparándole a un muñeco de trapo, debe estar allá abajo esperando que yo salga a abrirle
-El citófono no ha sonado. ¡Ah mira ahí vienen a contestar el teléfono!.




End

Del único cuarto de aquel apartamento  en el centro de Barranquilla, apareció una chica en ropa interior,  contestó la llamada, cruzó un par de palabras con quien estaba al otro lado de la línea.  Por último, apagó el televisor que extrañamente se encendía solo desde que vivía  en aquel lugar,  asunto que ella achacó a un mal funcionamiento del aparato, nunca fue una chica temerosa Se puso algo ligero y salió a celebrar el año nuevo, cerró la puerta,  adentro todo quedó en total oscuridad. 

No hay comentarios:

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos

Con la tecnología de Blogger.