Las juntas: las afortunadas compañías




1. Estoy aquí en una junta con admirables investigadores, creadores, críticos, poetas, fabuladores, en fin, entre la lista de columnistas de Revista Corónica para 2017.  La vida, el albur, que son lo mismo, nos ponen a ratos en malas y buenas compañías según ciertos criterios maniqueos. Pero puedo decir que cierro este año con el beneplácito e inmensa alegría de estar rodeado de escritores de diversa índole en Corónica: a donde usted siempre debe volver por más placer e información literaria y cultural en general.
Gracias por las sociedades a los demás colaboradores y editores de Corónica.

2. Hace unos días leí poesía en un recital en Bogotá junto a algunos miembros de la generación colombiana de poetas los Auténticos Extraviados. Denominada así en revista Quimera de España por el poeta y gestor cultural Zeuxis Vargas. Fue un honor la oportunidad de leer con dicha generación y también con pesos pesados de las letras de Islandia, Chipre y Macedonia. Con todo, considero a las generaciones y movimientos literarios como arbitrarios y a los países como ficciones y convenciones que sirven para pagar impuestos, saber dónde aterrizan los aviones, además para el peor nacionalismo-patrioterismo.

Reitero que fue un gusto estar acompañado en este evento de poetas tan buenos y consolidados como:

Hellman  Pardo. (El hombre infierno). El artífice de la revista y editorial La Raíz Invertida. Un reconocido y premiado poeta.

Pablo Estrada. Quien no solo ha ganado peso en su fisonomía desde que lo conocí en Poesía al Parkway al lado de su entrañable Larry Mejía-otro columnista de Corónica para el 2017-, sino que ya no es un poeta inédito (Autor de los poemarios Entre esto y aquello y El fuego en la herida), también es editor (Revista de cuento Aceite de Perro), gestor cultural y un académico hecho y derecho muy interesante con el que algunas veces he tenido extendidas, caldeadas, divertidas discusiones sobre sus gustos y filiaciones literarias un tanto rocanroleras, Beat, andrescaicedianas y bukowskianas.

Camila Charry Noriega. Una feroz pelirroja que parece salida de una ficción de Andersen o los Grimm, cuya catadura poética es una invitación al deslumbramiento y a dejar de leer a los mismos poetas trasnochados y canónicos de siempre, únicamente. Así muchos crean que nada nuevo hay bajo el sol. (Vayan pronto a comprar y a leer su poemario Detrás de la bruma)

Felipe Donoso (Don Oso). Poeta inédito, pero de gran valía. De quien sin cascabelear a los lectores, espero ver los mejores frutos y publicaciones de su obra en los años por venir.

Alejandro Cortés González. Un afable prosista y poeta de la cantera de la Universidad Central de Bogotá que ha recibido el aplauso de la crítica, los premios y los  lectores. (Lean, por favor, su novela Notas de inframundo y los poemarios Sustancias que nos sobreviven y Pero la sangre sigue fría)

Henry Alexander Gómez. No recitó pero estuvo como solícito espectador. (Quien obtuvo hace poco el IV Premio Internacional de Poesía José Verón del Ayuntamiento Calatayud, en Zaragoza por su libro Tratado del alba. Muchos celebramos la noticia como un merecido y arduo gol de la selección de fútbol de Colombia. Al igual que el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines de 2016 ganado por el poeta colombiano Santiago Espinosa)

Liliana Gastelbondo. Refinada y a veces rabiosa o taciturna poeta cuya obra ha sido publicada por la editorial Torremozas en España: Vaso de tinta.

Además, estuvieron en el recital: Fadir Delgado,  Alejandra Becerra, Georgia Kaltsidou, Carolina  Cárdenas Jiménez y Lili Blue. A los que aúpo como deliciosos, distintos y encantadores poetas. Usted, desocupado lector, debería leer a estos poetas citados para renovar su ajuar mental y sensible, mientras deja descansar, como ya decía, a los canónicos y usuales poetas de siempre.


Hasta pronto lectores de Corónica. Y que los acompañen las personas y las cosas que más desean.

(Foto arriba de SambaClub | Camisetas com conteúdo)

No hay comentarios:

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos

Con la tecnología de Blogger.