Jerónimo García Riaño

Tres anuncios por un crimen o una oda a la tragicomedia

lunes, febrero 19, 2018jerogarciar


Solo en dos ocasiones mis pobres pronósticos han sido certeros. El primero fue en el 2006 cuando les dije a mis amigos que Portugal quedaría entre los cuatro mejores equipos del mundial de Alemania, y quedó de tercero. El segundo fue el año pasado, cuando gracias al error de Faye Dunaway y  Warren Beatty, mi película preferida y nominada al Oscar venció a la adornada La La Land. Por lo demás todos mis pronósticos se los ha llevado el viento, así como los que dan las condiciones del clima en este país.

Y espero sumar una tercera victoria diciendo que tal vez la película Tres anuncios para un crimen, sea la que se lleve la estatuilla del Oscar a su casa.

Esta película tiene una combinación acertada de humor y tragedia. No exagera en las escenas cómicas y las combina muy bien con aquellos momentos en que las condiciones de una situación obliga a la gente a actuar de maneras a veces insospechadas.

Algunos dicen que la película es una comedia oscura, sin embargo creo que es todo lo contrario, es la muestra continua de situaciones difíciles que pueden caber en lo cotidiano, que de entrada la alejan de la comedia, pero que pone en evidencia que la vida, en una suerte de cosquilla fina, nos hace reír ante estas situaciones, o bien porque nos pone personajes que con sus actos nos alegran la vida o porque nos deja en momentos en que no queda más que reírnos sin entender bien porqué si lo vivido no lo amerita. Esa es la magia, creo yo, de esta película. La cercanía con la vida: llanto y risa todo el tiempo.

Por otro lado, las actuaciones de sus protagonistas son perfectas. Rescato la de Frances McDormand, que en películas como Fargo y Quémese después de leerse (ella es de las preferidas de los hermanos Cohen) ya demostró su nivel actoral, y que aquí protagoniza a una mujer adolorida por la muerte de su hija y busca la manera de llamar la atención para que el crimen quede resuelto y se encuentre al culpable de esa muerte. Es una mujer fría y valiente que enfrenta inclusive a la iglesia en unos cuantos minutos de la película para defender su causa con los anuncios que ha puesto. ¡Esta mujer se va a ganar el Oscar a mejor actriz! Otro pronóstico.

Y también resalto la de Sam Rockwell que hace de un agente de policía fracasado y racista que vive una transformación no moral, pero sí ética,  a partir de una situación que le ocurrió, demostrando que es un policía astuto y de los buenos. Es el personaje cómico de la película porque hace reír al público que la está viendo. Pero realmente es un hombre que vive angustias y miedos y rabias enmascarados en la holgazanería y el abuso. Las actuaciones de Rockwell  en cintas como Siete psicópatas y Milagros inesperados, también son referencia de la calidad del trabajo de este actor. 

Tres anuncios por un crimen (o por su nombre original: Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Missouri) es una película que demuestra, una vez más, como en la literatura, que las historias no pertenecen a un género en particular (suspenso, comedia, drama, etc.) sino que se desenvuelven de acuerdo a las circunstancias, dando puntos de giro inesperados, como en la vida misma.

Por ello, además por su argumento y por las actuaciones de Woody Harrelson y de Peter Dinklage, entre otras, esta película merece ganarse el Oscar. Debe llevarse el galardón el próximo 4 de marzo. Creo que de lejos supera a la película querida este año, La forma del agua.

Ahí estaré ese domingo, acostado en mi cama, con la esperanza de acertar en el pronóstico e ir sumando puntos proféticos en mi lista, al mejor estilo Nostradamus.  

¡Muy muy recomendada!                  

Recomendadas

0 comentarios

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribir