Por JUAN PABLO PLATA

Prólogo de Arqueo de los días. Juan Pablo Plata. Periodismo.



PRÓLOGO


Juan David Ochoa*

La virtud de la No Ficción suele consistir en la gracia de hacer que la descripción de lo real no resulte tan regular y tediosa como la continuidad de un día vigilado por el minutero del juicio. A los personajes tratados, reales en el mundo y justificados por un certificado posfechado de existencia incuestionable, se les exige tener algo más que un hito en sus espaldas, algo más que un alias merecido entre el idealismo de los suburbios, o algo superior a su propia obviedad. El lector, aunque no lo dimensione o lo afirme, espera una especie de transfiguración lírica o una atmósfera alterna que le parta la costumbre y lo haga temblar entre las licencias del juego.

Arqueo de los días toma una extensa variación de lo real para proponer un pulso: una tensión entre la rigurosidad sustentada en fechas y contextos, y la abertura de las hipótesis. En un ritmo fragmentado que parece estar dirigido por un cronista atormentado por otras fechas y otros hechos posibles, propone una velocidad que, en el transcurso de los títulos, revela su intención soterrada: no descuidar la certeza para asestar, en los momentos que conceda el tiempo y la verosimilitud de su técnica, un chasquido con sorna, un golpe de ironía en contra o a favor del personaje o del hecho central.
En un género de riesgo como la entrevista, las preguntas tienen un tono de erudición que quiere jugar a la violación del recato y a la explosión de una honestidad descarnada. Manzur logra hablar aquí con su rebeldía de costumbre pero con la insistencia de sobrepasar sus respuestas predispuestas de viejo zorro de las altas cortes, y Vila-Matas detalla sus anécdotas de dromómano incurable con la confianza de las preguntas atrevidas.

Los reportajes tienen el tinte, una subjetividad cuidada que siguen sin perder la chispa de una iconoclastia segura de sus límites, con una gracia extra: la enumeración neurótica de contextos, nombres propios y fechas que cubren la narración en un manto de mármol convincente, para revolcar al lector de nuevo en un siguiente título distante de toda lógica temática, pero cuidando un hilo arterial: lo que se encuentra siempre oculto bajo la espectacularidad de los eventos sugestivos.
* Escritor, poeta y periodista de los diarios El País de Cali, El Colombiano y columnista del diario El Espectador.


Crítica: 

En esta galería de curiosidades inesperadas, Juan Pablo Plata ingresa a la intimidad de lugares, sucesos y personajes ricos en matices. Este libro recuerda aquellas publicaciones que hacían del periodismo una aventura para el lector. 

Mauro Vargas. Revista Léase a plena noche. 


´´Arqueo de los días reúne las creaciones periodísticas en varios géneros de un autor con una trayectoria significativa en el panorama hispanoamericano, quien también ha sido autor de ficción, ensayo, no ficción y poesía; redactor, editor, crítico y marchante de bellas artes. Si algo puede definir esta antología es la posibilidad de ser un libro de referencia, aprendizaje y gozo sobre el periodismo para lectores de múltiples extracciones y formaciones.´´

CONTENIDO
(Perfil de Christopher Hitchens. Crónicas de viaje. Una guía literaria de Miami. Entrevistas a David Manzur, Juan Villoro, Enrique Vila-Matas, Fernando Báez, Tryno Maldonado. Carreras de caballos. El Estado Islámico y su destrucción cultural develada. Los años del ruido. Francis Alÿs. El movimiento Dadá)
MUCHO MÁS EN ESTE LIBRO DE NO FICCIÓN.




Relacionados

0 comentarios:

Publicar un comentario

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos