Juan Felipe Gómez

Springsteen, una leyenda en tablas

jueves, enero 17, 2019Unknown

Resultado de imagen para Springsteen On Broadway


Juan Felipe Gómez Cortés


En la historia del rock no escasean los sueños y la nostalgia. Los personajes y  grandes hitos musicales del género  se han erigido desde las remembranzas y el arraigo a territorios tanto físicos como emocionales. Entre los acordes y los versos de muchas grandes canciones palpita el sentido del ser y hacer parte de una comunidad, el pulso que nos conecta con una cofradía para la que la belleza y la libertad de la música son ley de vida. 

Pocos como Bruce Springsteen han encarnado a la vez la rebeldía y el arraigo hacia los sueños del vasto territorio geográfico y cultural norteamericano. Desde los primeros devaneos con la guitarra en los años sesenta, hasta ahora cuando roza los setenta años, Springsteen ha dispuesto de todo su potencial creativo y musical para ponerlo al servicio de la memoria y sus raíces, esas que lo hermanan con el proletariado de su natal New Jersey y se extienden a cada uno de los rincones de los Estados Unidos. 

Un “héroe de la clase obrera”, el hombre que “enfermó” de rock and roll viendo a Elvis en el show de Ed Sullivan, el que ha recorrido el mundo llenando estadios con la poderosa E Street Band, el ganador de un Óscar  y veinte premios Grammy. El mismo que en 2016 presentó su autobiografía en un volumen de quinientas páginas que ha sido devorado por sus seguidores y ponderado como uno de los mejores testimonios de músico alguno en las décadas recientes. 

El libro, que toma el título de Born To Run, uno de sus más grandes álbumes,  tiene ahora lo que podría denominarse un bonus: el documental Springsteen On Broadway, una de las novedades de Netflix para cerrar el 2018. Las noches – entre octubre de 2017 y diciembre de 2018- en que El Jefe se entregó a un público no superior a las mil personas en el Kerr Theatre de Nueva York, son condensadas en esta pieza que, aunque en apariencia no tiene un guion y apela a la improvisación, está tan bien articulado que hace justicia a las virtudes narrativas que ya se habían notado en la autobiografía.

Abanderado del rock que reclama públicos multitudinarios y montajes superlativos, en este recital Springsteen presenta una selección de sus canciones en versiones crudamente acústicas que dan cuenta de un sobrio virtuosismo en la interpretación de la guitarra, la armónica y el piano, así como una potencia vocal insuperable, convirtiendo cada pieza en una experiencia de escucha única. En dos horas y media Springsteen pone la aguja en los surcos de la memoria para evocar los momentos más significativos de su camino a la gloria musical. 

Instalado en un escenario tan austero como su vestimenta, seguimos la secuencia que alterna anécdotas introductorias, no sin un toque de humor al estilo Stand Up Comedy, con los hitos de su discografía. Así se suceden los relatos de iniciación de Growin’ Up y My Hometown, las estampas de añoranza familiar como My Father’s House y The Wish, los retratos de la rebeldía de Born To Run y  The Promise Land, los himnos del sentir norteamericano  Born In The USA y Dancing In The Dark, y una joya tardía del folk como The Ghost Of Tom Joad.  

Momentos de especial emotividad se aprecian cuando Bruce evoca a su padre y a su madre, cuando invita a su esposa Patti Scialfa para interpretar Tougher Than The Rest y Brilliant Disguise, cuando recuerda la imagen de un árbol desaparecido en una calle de su infancia, y cuando, en el segmento final, recita el padrenuestro antes de agradecer a su público. 

En este 2019 se cumplen veinte años de su ingreso al Salón de la Fama del Rock and Roll, y con este registro documental y musical Bruce Springsteen deja claro que ha superado la conquista de la fama y la sabiduría, y que seguirá brillando cada vez con más luz en el firmamento del rock and roll. 

Recomendadas

0 comentarios

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribir