Por Andrés Mauricio Muñoz LECTURAS DE 2015

Lecturas de 2015, por Andrés Mauricio Muñoz

Andrés Mauricio Muñoz. Escritor. Su libro más reciente: Un lugar para que rece Adela (Universidad de Antioquia). Columnista en El Nuevo Liberal.

Gracias a esta invitación de la Revista Corónica, me puse en la tarea de recordar los libros de cuentos que más me llamaron la atención este año y que, gracias a sus cualidades literarias, asomaron primero su nariz cuando quise aplicarme al ejercicio. No se trata de libros que hayan sido, necesariamente, publicados durante el 2015; pero sí puedo asegurar que fue este año en el que salieron de mi lista de espera. He escogido once, correspondientes, si se quiere ver así, a los once meses que lleva el año. El de diciembre lo dejaré para el balance de 2016.

Matrimonio de los Peces Rojos, Guadalupe Nettel (México, Páginas de Espuma): Este libro de cuentos, de quien a mi juicio es una de las más sobresalientes escritoras latinoamericanas, destaca por su pulcra confección. Historias de una hondura sicológica que muestran nuestras vulnerabilidades como seres humanos, en una interesante analogía con el mundo animal de la que pareciéramos no salir muy bien librados.

Siete Casas vacías, Samantha Schweblin  (Argentina, Páginas de Espuma): La autora es una de las escritoras latinoamericanas más devotas por el género del cuento. Aunque tiene una novela publicada, llamada Distancia de rescate, es en el cuento donde, a mi juicio, se puede vislumbrar a una de sus máximas cultoras. El lector encuentra aquí cuentos bastante sugerentes en torno a personajes en cierta forma inquietantes, desconcertantes, de aquellos que aunque conviven con nosotros difícilmente podremos comprender.

Punto de Fuga, Jeremías Gamboa (Perú, Alfaguara): El nombre de esto autor tuvo gran repercusión internacional por la publicación de su novela Contarlo todo; sin embargo este, su primer libro, permitía intuir que se estaba frente a un escritor de mucha proyección internacional.  En sus cuentos se perfilan muy bien personajes solitarios, presos de rutinas ancladas a cotidianidades asfixiantes.

Los bosques tienen sus propias puertas, Carlos Yushimito (Perú, Demipage): Este autor fue seleccionado por la revista Granta como uno de los mejores jóvenes narradores de lengua castellana. Yushmimito es un autor que antes de escribir arquitecta sus relatos, que suelen ubicarse entre los terrenos de la realidad y la fantasía a través de atmósferas inquietantes, tensas, donde parece que reverberaran muchas cosas.

La ternura Caníbal, Enrique Serna (México, Páginas de Espuma): Es uno de los mejores escritores mexicanos. En sus cuentos se dibuja con mucha precisión la cultura mexicana a través de tramas irónicas, sarcásticas, que no se preocupan por contener un humor negro que brota, que fluye, impregnándolo todo.

La Piel de los Extraños, Ignacio Ferrando (España, menoscuarto): El autor es uno de los más representativos cuentistas de las nuevas generaciones de autores españoles. Sus cuentos son, ante todo, piezas perspicaces de cuidadosa confección, que abordan al lector desde diferentes frentes, poniendo ante ellos personajes cotidianos que sin embargo deslumbran por el rigor con que son escrutados.

Ataques de Risa, David Betancourt (Colombia, Ediciones Universidad Industrial de Santander): Es uno de los más prometedores cuentistas colombianos. Un autor a quien lo asiste la convicción de que en el género del cuento está su futuro literario. El lector encuentra aquí historias que no dosifican para nada el humor, pues es parte de su naturaleza. A través de una prosa ágil que sostiene historias bastante ingeniosas, el autor configura a un personaje memorable, Risa, protagonista transversal de todos los cuentos.

Una Felicidad Repulsiva, Guillermo Martínez (Argentina, Planeta): El autor de estos cuentos sabe muy bien cómo cautivar al lector para que se inmiscuya en la vida de personajes que afrontan, desde sus curiosas particularidades, dilemas convencionales y rutinarios, pero aun así tremendamente desconcertantes.

La muerte del obrero, de Paul Brito (Colombia, Collage Editores): Brito es un autor que antes de construir sus historias, las disecciona y reflexiona sobre ellas con el rigor de un afilado ensayista; después, asistido por una notable capacidad para la naturalidad, nos presenta el resultado en forma de cuentos amenos que siempre dejan resonancias.

Fotos de cosas que ya no están, John Jairo Junieles (Colombia, Collage Editores): JJ Junieles es un autor que sabe muy bien cómo construir cuentos a partir de imágenes tremendamente poéticas, de esas que a diario nos rodean, que abundan en nuestra cotidianidad pero que solo una mirada aguda y sensible puede advertir cómo articularlas a historias bien narradas que atesoran el secreto de cómo perdurar en el lector.

Dalila Dreaming, Carlos Castillo Quintero (Colombia, Editorial 531): Cada una de las historias sobresale por su confección cuidadosa, el esmero en la textura y por la solidez de su arquitectura. Castillo Quintero dibuja las atmósferas y las dispone con precisión para que en ellas deambulen personajes presos en rituales que los mantienen en pie. Hombres y mujeres abrumados por la certeza o la nostalgia del amor, alivianados por la insinuación del erotismo como si por fin ahí residiera la vida.

Relacionados

1 comentarios:

  1. Noto con cierta preocupación que el estar viviendo tan lejos de Colombia me impide conocer estos autores reseñados, espero que en un futuro no muy lejano pueda comprar sus libros. Berta Lucía Estrada

    ResponderEliminar

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos