Por PEDRO GOMEZ BAJARRES

Con Piglia

Diario de Pedro Gómez Bajarrés | Especial para Revista Corónica

09 de mayo 2016

¿Fue en Dominicana o en Cali? No recuerdo pero tenía un ron en la mano, de eso sí me acuerdo. Stanislaus me dijo que tenía una revista. No me acuerdo mucho más. Alguien del otro lado me hablaba sobre la métrica de la gauchesca en las letras de Manal en la Argentina de los sesenta. Todo lo demás que oí esa noche ahora es ruido blanco.

16 de julio 2016

Me encontré una tablet en un basurero. La llevé donde el chileno y le pregunté si servía. Me dijo que volviera en dos días. Me la devolvió con un cargador. No me cobró nada, me dijo que hizo unos ajustes y que era un modelo viejo pero que funcionaba. Fui a un café y la mesera me dio un papelito con la clave de wifi. Me sentí un boludo, no le había pedido nada pero ya que me lo dio me metí. Dejé el libro de María Moreno a un lado y puse mi nombre en Google. Mirá vos. Un tipo que se llama Antonio García Ángel hablaba de mí en un libro llamado "La ciudad contada”. ¿Quién podrá ser? Cuenta que encontró “Buenos Aires, humedad” en una librería de segunda mano.  ¿Cómo doy con él? Ni yo tengo un ejemplar.

28 de agosto 2016
Me metí a Facebook para dar con García Ángel. No tenía un perfil. Voy a buscar a la Gabriela que menciona: “No tengo ningún problema en reconocer que la novela de Gómez Bajarrés es una verdadera obra maestra. Lo mismo opina Gabriela, pero por razones, personajes y episodios distintos, aunque parecen ser escritos por una misma persona…La lectura de “Buenos Aires, humedad” ha compensado en algo el infinito agravio que me ha infligido Gómez Bajarrés”. ¡Pero si ni lo conozco! Algún rato remediaré el entuerto pero ¿el hijueputa editor hizo dos versiones de mi novela? ¿Las distribuyó sin contármelo? ¿Las dos son geniales? Ya lo llamaré cuando encuentre su teléfono pero mirar desde este lado de la ventana a ese mar de gritos, grititos y eyaculaciones que es fb me tiene demasiado ocupado como para buscar en mis cuadernos. Además, el hijueputa de Gancio ya debió de irse de Bolivia. ¿Dónde habrá abierto su nueva editorial?  

30 de septiembre de 2016

¿Cómo nunca supe que existía Facebook todos estos años? Comencé por hacerme amigo de Stanislaus, desde allí seguí la pista de los escritores. Ya tengo más de cuatro mil ochocientos entre mis amigos. Por lo que dicen todos son Borges. No, algo más, algo mejorado y más siglo XXI. Encontré un cuento de una de las que más grita. ¿Qué me perdí? ¿Desde cuándo épater le bourgeois se llama escribir bien? ¿Cuándo revivió eso que ya no tenía sentido porque ya no había a quién escandalizar? ¿Todavía hay gente que se escandaliza?

16 de noviembre 2016

En algún libro Piglia cuenta que todo el mundo discute los mismos problemas, desde posiciones y estilos distintos quizás, pero que el orden del día del debate público lo deciden los medios y el Estado. ¿Qué se discute en fb? ¿El debate público ahora se trasladó allá? Stanislaus se metió en el chat y me dice que porque no escribo en Corónica. No le respondí, quiero recordar de qué hablamos cuando lo conocí pero solo recuerdo un sombrero de cuero, una botella medio vacía de ron, un grupo de gente bailando sobre un suelo de tierra y un foco de 60 watts incrustado en el techo.

22 de diciembre 2016

Le dije que sí, que le pasaba las entradas de mi diario si las quería. 

Relacionados

0 comentarios:

Publicar un comentario

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos