Por Sara Giraldo Posada

Crónicas del Giro de Italia 2017





CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 1
Sorpresa en el Giro.

En la primera etapa del centenario del Giro de Italia la mesa estaba servida para que los sprinters se llevaran la atención al final del recorrido por la isla de Cerdeña. Los aficionados al deporte de las bielas teníamos presupuestada la victoria de Greipel (Lotto), o Ewan (Orica-Scott), y los colombianos, contábamos con el protagonismo de Fernando Gaviria (Quick-Step Floors).

La jornada presentó un fuga prematura a 175km de meta  que se prolongó hasta los últimos 3km. Una empresa complicada, ya que el recorrido total de la etapa era de 206km. Los de la vanguardia se llevaron todas las metas volantes y los premios de montaña. Se destacó Teklahaimanot (Dimension Data), de Eritrea, que se llevó los sprints intermedios y Benedetti (Bora-Hansgrohe) que con los puntos de montaña terminó hoy con la maglia azzurra.

Los paisajes costeros, el mar tornasol y la tranquila cadencia del pelotón, así como el caos que se formó en la última curva antes de la llegada, sirvieron como marco para que el joven austriaco del Bora-Hansgrohe, Lukas Pöstlberger, que debutaba en el Giro y en grandes vueltas, se llevara su primera victoria como profesional al atacar de manera imprevista en el último kilómetro y llevarse la maglia rosa prácticamente en solitario.

La general quedó de la siguiente manera: 1. Lukas Pöstlberger, 2. Caleb Ewan a 4”; 3. Andre Greipel a 6”; 4. Pavel Brut a 8”; 5. Giacomo Nizzolo a 10”. Con el plus de que el equipo Bora-Hansgrohe se llevó la etapa y dos camisetas.


Nota: Antes de iniciar la etapa se dio la terrible noticia de que dos ciclistas italianos, identificados como Stefano Pirazzi y Nicola Ruffani del equipo Bardani-CSF, resultaron positivo en la prueba de dopaje y fueron retirados de la carrera. Una desgracia que los locales empañen el centenario de su carrera y atropellen este gran deporte. 



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 2
Inmenso Greipel.

La jornada de hoy planteaba 221km llenos de columpios, muy al estilo de las Clásicas, con ausencias de planos prologandos. No obstante, al no ser ascensos pronunciados se esperaba que los velocistas definieran la etapa, por lo menos si lograban pasar el puerto de segunda categoría que estaba propuesto.

Así fue, los sprinters lograron cruzarla montaña y construyeron bien  sus trenes de lanzamiento -a diferencia de lo desordenados que estuvieron ayer-, hoy no querían sorpresas, por ello André Greipel se llevó de manera contundente, en medio de una exhibición de talento y veteranía, la definición. Fernando Gaviria, por su parte, estuvo disputando en los últimos metros, pero no pudo mantener la rueda del alemán del Lotto.

La meta fue cruzada en este orden: 1. Greipel (Lotto); 2. Ferrari (UAE Emirates); 3. Jasper Stuyven (Trek Segafredo); 4. Fernando Gaviria (Quick-Step Floors); 5. Kristian Sbaragli (Dimension Data). Todos ellos con el mismo tiempo.

En razón a lo anterior, André Greipel se viste de rosa, además que suma su séptima victoria en la Corsa Rosa, y le arrebata la ilusión al joven Lukas Pöstlberger que no pudo mantenerla, a pesar del esfuerzo de su equipo y el suyo personal en la definición de hoy.


Finalmente, la clasificación general queda así: 1. Greipel; 2. Pöstlberger a 4”; 3. Ewan a 8”; 4. Ferrari a 8”; 5. Stuyven a 10”; 6. Bruta 12”; 7. Sbaragli a 14”; 8. Gibbons a 14”; 9. Gaviria a 14”; 10. Battaglin a 14”. 





CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 3
Fernando Gaviria.
Genialidad y fortuna.

El pelotón se trasladó desde Tortoli a Caglari, dentro de la isla de Cerdeña. La jornada parecía tranquila, servida para los velocistas, sin embargo, permanecía latente, por ser un lugar costero, la amenaza de los vientos.

Una vez capturada la fuga a 26km de meta, el pelotón comenzó a compactarse para proyectar los trenes de lanzamiento de los sprinters. Ya el viento empezaba a pegar en contra de los ciclistas, situación que el grupo pudo mantener de forma aceptable sin perder muchas unidades –recordemos que de cara a los vientos entre más robusto sea el pelotón mejor resulta la resistencia-.

Una vez empezaron a tomar forma los trenes y se vio intranquila la carrera, el trazado planteaba una glorieta que los hizo girar y consecuencia de ello, el viento empezó a golpear de costado. Los vientos laterales son los que realmente fragmentan los pelotones. Bob Jungels, líder del Quick Step-Floors, leyó correctamente la situación y se lanzó a la vanguardia, su equipo respondió, logrando así, aprovechar los vientos para materializar un amplia separación del grupo principal.

 Este afortunado movimiento del luxemburgués, permitió que los grandes sprinters se mantuvieran al margen y que su compañero de equipo, el colombiano Fernando Gaviria, pudiera lucirse en el remate. Es de resaltar también el trabajo del argentino Maxi Richeze que neutralizó un ataque en los últimos metros, lo que permitió que Gaviria llegara con holgura a la meta. Lo de hoy fue, a todas luces, un excelente trabajo de equipo.

El Quick Step-Floors terminó la jornada con la maglia rosa, la victoria de etapa y la clasificación de los jóvenes, todas en cabeza del paisa. Claro que también mostró su carta para la clasificación general con un Jungels que luce una forma increíble a sus 24 años y que con sus habilidades en la montaña, sumado a lo habilidoso que es en la contrarreloj, consolidan un ciclista serio para las aspiraciones finales en el Giro de Italia 2017.

La clasificación genral quedó así: 1. Fernando Gaviria; 2. Andre Geripel (Lotto) a 9”; 3. Postlberger (Bora-Hansgrohe) a 13”; 4. Bob Jungels (Quick Step-Floors) a 13”; 5. Siutsou (Bahrain Merida).  

Mañana tendremos jornada de descanso para que los corredores se trasladen a la tierra continental italiana. Espacio que deberían aprovechar para reponer energías y organizar las estrategias, pues el martes se enfrentarán a 180Km con un premio de montaña de segunda categoría y llegada en el alto del volcán Etna, premio de primera, que termina a una altura de 1892 msnm. Para cerrar, un dato no menor, este territorio es el hogar del squalo de Mesina, Vincenzo Nibali.






CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 4
El volcán, conquista en solitario.

El hermoso ascenso que planteaba la jornada de hoy prometía espectáculo. Así fue, la primera llegada en alto del Giro 2017 nos mantuvo a la expectativa desde su inicio. La escalada la iniciaron los dos fugados, Jan Polac (UAE Emirates) y Paolo Tiralongo (Astana), sin embargo, el italiano no pudo mantener el ritmo y fue neutralizado a los pocos kilómetros, mientras que el esloveno trabajaba por su empresa de continuar en la vanguardia.

Durante la subida, Landa uno de los líderes del Sky sufrió un pinchazo, por fortuna para el español, Sebastián Henao estuvo de manera oportuna para socorrerlo y no permitir que se viera más afectado, al pasarle su bicicleta inmediatamente. Por otro lado, el pelotón en el que pedaleaban los demás favoritos se encontraba persiguiendo a Pierre Rolland (Cannondale) que pretendía, como es su costumbre, lucirse en solitario para poder llevarse la primera etapa para su equipo en lo que va de carrera.

Una vez fue cazado el francés, los favoritos empezaron a mostrar sus cartas. Primero fue Quintana que se separó un poco del pelotón para analizar cómo venían ubicados sus rivales, luego, siguió Nibali que envió al frente una de sus fichas, sin embargo, la respuesta del Movistar fue oportuna y gracias a las piernas del gran Winner Anacona el ataque no prosperó. Consecuencia de ello, le tocó al propio Vincenzo lanzar la estocada para llevarse la etapa que se adelantaba en su localidad natal. Lastimosamente, para el líder del Bahrain-Merida, no pudo separarse de los favoritos y coronarse en el volcán.

El último movimiento lo protagonizaron tres de los llamados a mover la carrera, a saber: Geraint Thomas (Sky), Thibaut Pinot (FDJ) e Ilnur Zakarin (Katusha). De ellos, únicamente el ruso pudo sacar una luz respecto del grupo, aunque no fue suficiente para alcanzar a Polac, que finalmente venció en el Etna en una escalada casi en solitario, y debió conformarse con la bonificación del segundo lugar.

La maglia rosa la llevará mañana Bob Jungels (Quick-Step Floors), que de los favoritos fue el más beneficiado con la etapa de vientos del domingo y por ello tenía mayor diferencia. Lo sigue Thomas a 6”; 3. Adam Yates a 10”; 4. Vincenzo Nibali a 10”; 5. Domenico Pozzovivo (Ag2r) a 10”; 6. Nairo Quintana a 10”; 7. Tom Dumolin (Sunweb) a 10”; 8. Bauke Mollema (Trek) a 10”; 9. Mikel Landa a 10”; 10. Thibaut Pinto a 10”. Vemos entonces que la general ya empieza a tomar forma.




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 5
Grande Gaviria.

El único ascenso puntuable (cuarta categoría) de la jornada no fue más que un impase para los velocistas, que lograron pasarlo sin inconvenientes y llegar a lo llano con sus equipos y fuerzas a tope. El circuito callejero en Messina fue el escenario para capturar la fuga, exactamente en la señal de los 15 kilómetros finales, así como para servir la mesa para el espectáculo de la definición por velocidad.

Los equipos armaron con seriedad sus trenes de lanzamiento, sobre todo el Lotto, para Greipel y el Quick-Step Floors para Fernando Gaviria. El Orica, por su parte, no logró acomodarse adelante, lo que perjudicó al australiano Caleb Ewan, que hasta ahora no ha podido resaltar en el Giro.

Así, en el último kilómetro, se mostró la espectacular definición masiva que dejó como ganador indiscutido a Gaviria, que realmente pasó sobrado la línea final. Debemos valorar el rendimiento que ha tenido su equipo, la forma en que han construido sus lanzamientos y cómo lo ha acomodado el argentino Maximiliano Richeze. El trabajo ha dado frutos y por ello, la estrella colombiana de la velocidad se lleva su segunda etapa en el Giro 2017. El paisa además vestirá la camiseta morada –o ciclamino en italiano-, que portaba Greipel, que lo reconoce como el mejor de la clasificación por puntos.

Ahora bien, lo más alto de la clasificación general no sufrió ninguna modificación y el líder sigue siendo el coequipero de Gaviria, Bob Jungels. Para mañana, la carrera propone un trazado con un puerto de tercera categoría al inicio del recorrido y varios repechos que se extienden a lo largo de los 217km, para terminar en un leve ascenso que no debería presentar inconvenientes para poder considerar otra llegada masiva.

Nota: como dato curioso, se presentó una simpática situación en la primera vuelta dentro del circuito de Messina. Un corredor de Bahrain-Merida, creyó que había ganado la etapa y celebró con efusividad, cuando realmente faltaba recorrer todavía la mitad del circuito. Lo más probable es que el hecho protagonizado por Luka Pibernik encabece la lista del no top ten de esta semana. 




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 6
Protagonismo exclusivo de la fuga.

La jornada de hoy se adelantó con tranquilidad, por fortuna para todos los ciclistas. El recorrido no presentaba mayor dificultad en el ascenso, solo estaban contemplados un puerto de tercera y uno de cuarta categoría, con bastante distancia entre ellos. Claro que en los últimos 4km debían enfrentarse a un descenso lleno de curvas, con una exigencia técnica elevadísima.

Si bien el trazado permitía esperar una llegada masiva, la etapa finalmente fue disputada por dos de los protagonistas de la fuga, que estuvo a la vanguardia por más de 200km (el recorrido total era de 217km). Jasper Stuyven (Trek-Segafredo) y Silvan Dillier (BMC) lucieron su cara de póker en el último kilómetro, para cruzar la meta en una definición casi de fotofinish. Que dejó como vencedor al suizo, especialista en pruebas de pista, Dillier. El tercer lugar fue para Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe) que además se llevó la última bonificación del día.

En cuanto a la clasificación general, no hubo mayores modificaciones y quedó así: 1. Bob Jungels; 2. G. Thomas (Sky) a 6”; 3. A. Yates (Orica-Scott) a 10”; 4. V. Nibali (Bahrain-Merida) a 10”; 5. D. Pozzovivo (Ag2r) a 10”; 6. N. Quintana (Movistar) a 10”; 7. T. Dumolin (Sunweb) a 10”; 8. B. Mollema (Trek-Segafredo) a 10”; 9. T. Van Garderen (BMC) a 10”; 10. A. Amador (Movistar) a 10”.

Para terminar, tenemos para mañana la etapa 7 con recorrido de 224km en un terreno principalmente llano, aunque propone un puerto de cuarta categoría en la mitad del trazado. Será de las últimas oportunidades que tendrán los sprinters, que puedan llegar con piernas después del corto ascenso, de llevarse una victoria. Estará interesante la disputa entre Fernando Gaviria, Andre Greipel, que ya han ganado en esta edición, y Caleb Ewan que no ha podido protagonizar las definiciones por velocidad. 



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 7
Definición de I N F A R T O.

A falta de 15km de meta, los equipos principales mostraban todas sus fichas a la vanguardia, aún no para lanzar a los velocistas, sino para proteger a sus líderes. Movistar, Quick-Step Floors, Orica-Scott, Lotto y Bahrain-Merida lograron acomodar la mayoría de sus ciclistas para controlar el trayecto en que la carretera se puso estrecha.

Una vez se encontraban en el perímetro de la ciudad de Alberobelo, y en los últimos 3km, el Cannondale lanzó a un hombre, que pretendía sacar diferencias aprovechando un leve repecho. Parecía que sacaba luz y de alguna manera compensaba el corte de Pierre Rolland, sumamente desfavorable para los intereses de su equipo en la general. Sin embargo, el Sky no le concedió la licencia para el ataque y en cabeza del veterano Vasil Kiryienka lo volvieron a cobijar dentro del gran grupo.

En los últimos 2km los trenes de los sprinters no aparecieron, gregarios diseminados entre los pocos que llegaron a la última instancia no estaban en condiciones de proyectar a sus velocistas estrellas. Allí radicó la diferencia. Greipel se encontraba solo, Gaviria veía cómo Richeze no lograba acomodarse, mientras que Ewan se despedía de dos lanzadores que lo dejaron mejor ubicado. Cuando el australiano lanzó la estocada, Gaviria intentó recortar desde atrás la diferencia -eliminando de paso del escenario al alemán del Lotto- y se vio en los metros finales disputando la etapa con el del Orica y Sam Bennet (Bora-Hansgrohe) que había logrado posicionarse con anticipación.

La ubicación de los tres corredores al llegar a meta fue imposible de definir a simple vista. Todos lanzaron el llamado golpe de riñón y ninguno celebró. El fotofinish pudo aclarar la confusión, el australiano se llevó su primera etapa en un Giro de Italia. Logro bastante merecido para una de los nuevos sprinters del ciclismo mundial.

En cuanto a la general, no se presentó ningún cambio sustancial en la parte superior. Esperamos para mañana una etapa con dos puertos de montaña, el primero de segunda y el otro de cuarta categoría, así como una llegada inclinada. Posiblemente veamos que alguno de los favoritos se empiece a mostrar, como Dumolin o Thomas, para llevarse la bonificación de cara a la primera etapa de montaña que se programa para el domingo. 



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 8
Terminó el preámbulo.

Una fuga que se constituyó desde el kilómetro 48 logró llevar a buen puerto su empresa  para definir la etapa entre sus integrantes. Dos españoles y dos italianos, todos de escuadras diferentes, fueron los llamados a luchar por la gloria en el poblado de Peschici. Los últimos metros eran hostiles, estrechos, curveados e inclinados. La carretera ofrecía resistencia. El primer damnificado fue Valerio Conti (UAE Team Emirates) que tras la ilusión de vestir la rosa hoy terminó cayéndose en una curva a 1,5km de la llegada. Los tres que quedaban en la punta se enfrentaron al repecho final. En el último kilómetro Gorka Izaguirre (Movistar) aceleró a fondo cuando la rampa alcanzó el 12%, lo que le bastó para dejar a Visconti (Barhain-Merida) y a Luis León Sánchez (Astana) por fuera de consideración y así se echó al bolsillo la primera etapa para el equipo telefónico en este Giro.

Mientras, en el pelotón de los favoritos ya empezamos a ver acción. El Sky quiso dar un golpe de autoridad y a falta de 9km decidió lanzar a Mikel Landa, que por un momento alcanzó a mantener una diferencia sobre el grupo. De no ser por el esfuerzo conjunto del Quick-Step Floors, el Lotto Jumbo y el FDJ, posiblemente el español hubiera podido mover un poco la general. Si bien no fue una jugada trascendental, nos mostró que aunque el conjunto británico parece volar bajo, tiene sus cartas bajo la manga y entre Landa y Thomas pretenden ponerle picante a la Corsa Rosa.

La clasificación general se mantiene así: 1. Bob Jungels (Quick-Step) 38h 21' 18"; 2. Thomas Geraint (Sky) a 6"; 3. Adam Yates (Orica) a 10"; 4. Vincenzo Nibali (Bahrain) m.t.; 5. Domenico Pozzovivo (AG2R) m.t; 6. Tom Dumoulin (HSunweb) m.t.; 7. Nairo Quintana (Movistar) m.t.; 8. Bauke Mollema (Trek) m.t.; 9. Tejay Van Garderen (BMC) m.t.: 10. Andrey Amador (Movistar) m.t.


Mañana, la etapa cuenta con un recorrido de 149km, con unos columpios que no presumen dificultad para el pelotón. Pero en el ascenso del kilómetro 123 empezará el grupo a seleccionarse. Sin embargo, lo más difícil se encuentra 12km más adelante, cuando nos encontremos a pie de cuesta del famoso Blockhause, una cima de 14km con rampas de hasta el 14% y un promedio total del 7,5%.  Lo más probable es que veamos a los gallos moverse, sobre todo a aquellos que nos les beneficia la primera contrarreloj individual –que está programada para el martes, después de la jornada de descanso – y quieran salir bien librados con alguna diferencia favorable. 




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 9
Revolución BLOCKHAUS.

Este domingo era el día en que se iban a acomodar las fichas de manera seria para la clasificación general. Después de la primera semana, un poco descafeinada en cuanto a la acción de los favoritos, la novena jornada abría el portón para la cantidad desaforada de montaña y sea dicho de paso, de contrarreloj que se viene en la Corsa Rosa. Situación que ponía la mesa para que los candidatos al título comenzaran a mover la carrera.

El ascenso al Blockhaus fue el escenario para que los ciclistas comenzaran a pagar el precio por practicar el deporte más duro del mundo. La montaña en su máxima expresión –un puerto de categoría especial- y el calor, configuraron la combinación perfecta para que los corredores vieran mermadas sus fuerzas, llevaran el esfuerzo y el cuerpo al límite.

El Movistar se puso la camiseta y asumió la responsabilidad de conducir al pelotón. Presionaron a ritmo vertiginoso, con el objetivo de desgastar la mayor cantidad posible de gregarios de los rivales de Quintana. Veíamos, a pie de cuesta, que el grupo venía bastante estirado, lo que quiere decir que el trabajo del equipo español estaba dando frutos.
Lastimosamente, el primer favorito en quedar excluido de la definición fue el capitán del Sky, Geraint Thomas, que se vio afectado prematuramente (a 17km de meta, en el inicio del puerto) a causa de una aparatosa caída. Responsabilidad exclusiva de la organización de la carrera, ya que una de las motos que acompaña al pelotón se detuvo, sin salir de la vía, inexplicablemente, produciendo una colisión masiva. El equipo británico, quedó por fuera de consideración para disputar este Giro, ya que Mikel Landa, su segunda ficha, también fue víctima del suceso.

Mientras el caos sucedía en la retaguardia del pelotón, al frente el Movistar, ya lanzado, seguía apretando a sus rivales, que se desprendían por montones, metro a metro. Winner Anacona tomó la cabeza e hizo un trabajo extraordinario, seleccionado el grupo a contadas unidades. En un momento vulnerable, Nairo leyó la situación y lanzó su ataque. Nibali y Pinot fueron los únicos en responder las constantes estocadas del colombiano. Finalmente, el de Boyacá hizo luz y emprendió una escalada épica.

Quintana, en su empresa por ganar la etapa a la vez de sumar diferencia y bonificar en el cronómetro, lució una forma sensacional. Subió tranquilo y a excelente ritmo. Su equipo, por otro lado, se consolida como el más fuerte de los que participan en esta edición centenario del Giro. Nairo se llevó así la etapa del Blockhause¸ cima en que un tal Eddy Merckx ganó su primera etapa en grandes vueltas, sumando además la segunda victoria para su equipo y vestirse de rosa.

Mañana tomará lugar la segunda jornada de descanso con la tabla de la clasificación general así:
1. Nairo Quintana
2. Thibaut Pinot (FDJ) a 28”.
3. Tom Dumlin (Sunweb) a 30”.
4. Bauke Mollema (Treck-Segafredo) a 51”.
5. Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) a 1’10”.
6. Domenico Pozzovivo (Ag2r La Mondiale) a 1´28”.
7. Ilnur Zakarin (Katusha) a 2´28”.
8. Davide Formolo (Cannondale Drapac) a 2´45”.
9. Andrey Amador (Movistar) a 2´53”.
10. Steven Kruijswijk (Loto Jumbo) 3´06”.


Para el martes nos espera la primera prueba contrarreloj, con un trazado accidentado de 38,9 km. Seguramente veremos grandes exhibiciones de los especialistas como Dumolin y Kiryienka, y de otros que se destacan como Mollema o Nibali.



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 10
El efecto mariposa.

Tom Dumolin, el holandés del Sunweb y tal vez el mejor contrarrelojista de la actualidad, se comió vivos los 39,8km de crono que planteaba la décima etapa del Giro 2017. En una exhibición exuberante de técnica y potencia, rompió el cronómetro en cada uno de los puntos de control. Así, el prodigio de esta modalidad, castigó con 49” de diferencia sobre el segundo en la etapa, que fue Geraint Thomas (Sky). Una barbaridad.

Por su parte, todos los demás favoritos, por más buenas pruebas que hubieran realizado, después de lo de Dumolin, parecieron esfuerzos insípidos. Cada uno de los líderes perdió una cantidad considerable de tiempo, respecto del que ahora porta la maglia rosa. De quienes se encontraban en el top ten hasta el inicio de la jornada, resultaron menos afectados Bob Jungels (Quick-Step Floors) con una diferencia de 56”, y Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida), que perdió 2’07”. Quintana (Movistar), cedió más de 4” por kilómetro respecto de lo marcado por el holandés, lo que le sumó un total de 2’52”.

En este orden de ideas, la clasificación general queda así:
1. T. Dumoulin (SUN) 42h57’16"
2. N. Quintana (MOV) +2'23''
3. B. Mollema (TFS) +2'38"
4. Thibaut Pinot (FDJ) +2'40''
5. Vincenzo Nibali (TBM) +2'47''
6. B. Jungels (QST) +3'56”
7. D. Pozzovivo (ALM) 4'05''
8. I. Zakarin (KAT) 4'17''
9. Andrey Amador (MOV) +4'39"
10. S. Kruijswik (TLJ) +5'19''

Ahora bien, el panorama del Giro es el siguiente, Dumolin es líder, con una diferencia sustancial sobre los demás favoritos. Es claro que el holandés lució una buena forma en el ascenso al Blockhaus, sin embargo, recordemos que era una etapa unipuerto. De ahí que, no sabemos cómo pueda afrontar los días de alta montaña que se vienen, en los que, por supuesto, habrá más de un pico por escalar. Situación que favorece claramente a Nibali, a Quintana y a Pinot. Es importante analizar además las cualidades de la escuadra del Sunbew, es decir, qué tanto puedan ayudar Tom en los momentos de necesidad cuando el terreno se incline. Problema que no sufre el Movistar, mientras que el Bahrain-Merida, parece presentar falencias en ese terreno, así como el Quick-Step Floors y el FDJ.



En conclusión, este Giro está lejos de ser sentenciado. La tercera semana es sumamente exigente, entre los excesivos ascensos y las diferencias de altura, a lo que le debemos sumar los kilómetros acumulados hasta allí, plantean un panorama incierto de cara a la definición de la carrera. Lo que sí es seguro es que Dumolin defenderá a capa y espada su camiseta, mientras que sus rivales harán hasta lo imposible por hacerlo sufrir en la montaña para lograr marcar la máxima diferencia, pues en la última etapa de la competencia, está programada otra contrarreloj de 30km, completamente plana -con los últimos metros en pavé-. Razón por la cual, todos querrán tener al holandés lo más alejado posible de su posición.




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 12
El lanzador perfecto.

Dos puertos de montaña cruzados sin esfuerzo, una fuga absolutamente controlada, el pelotón sin sobresaltos, la clasificación general permanece intacta en la parte alta. Una etapa en la que no hay mucho que resaltar, a excepción de la INCREÍBLE, EXUBERANTE, IMPRESIONANTE, SOBRESALIENTE, EXTRAODINARIA, SOBERBIA actuación del argentino Maximiliano Richeze.

El último lanzador del tren del Quick-Step Floors, llamado a acomodar y proteger los veloces intereses de Fernando Gaviria, pinchó cuando los demás trenes ya estaban lanzados. Parecía que el sprinter colombiano más grande de todos los tiempos perdía su principal ficha. La victoria de etapa, y la camiseta ciclamino, por demás, se veían en riesgo. Sin embargo, ‘el atómico’ sacó fuerzas y velocidad, volvió al grupo, se puso al frente y dejó al líder de la clasificación por puntos en la ubicación ideal para que éste rematara y así, se pudiera llevar su tercera etapa en el centenario del Giro. Como si no fuera suficiente, le quedó gasolina en el tanque para cruzar en quinto lugar. Una exhibición fuera de este mundo la del nacido en Bella Vista.

Esta dupla latinoamericana, ha causado sensación en los finales de etapa para velocistas. Sin duda, el trabajo del argentino ha sido fundamental para la causa de Gaviria. A excepción de una etapa, Richeze ha realizado un trabajo impecable y se ha encargado de dejar en la mejor posición a su compañero. Por ello, el equipo belga suma ya tres victorias en esta especialidad y conserva la maglia ciclamino. Para Colombia, por su parte, es la cuarta victoria en la Corsa Rosa, lo que quiere decir, que la presente edición del Giro es histórica, ya que nunca habíamos cosechado más victorias parciales en una gran vuelta.

Ahora bien, la clasificación de la maglia rosa permanece así:
1. Tom Dumoulin (Sunweb) 52h41’08"
2. Nairo Quintana (Movistar) +2'23''
3. Bauke Mollema (Treak-Segafredo) +2'38"
4. Thibaut Pinot (FDJ) +2'40''
5. Vincenzo Nibali (Bahrain-Mérida) +2'47''
6. Andrey Amador (Movistar) +3'05"
7. Bob Jungels (Quick-Step) +3'56”
8. Tanel Kangert (Astana) +3'59''
9. Domenico Pozzovivo (Ag2r) 4'05''
10. Ilnur Zakarin (Katusha) +4'17''

Finalmente, mañana se correrán 167km en una etapa absolutamente plana desde la ciudad de Reggio Emilia hasta Tortona. Esperamos entonces otra definición masiva al sprint, y si no se presentan adversas condiciones climáticas -vientos o lluvia-, podríamos hablar de una etapa de poco desgaste para el pelotón.



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 13
Gracias por la velocidad.

Aunque apreciar las grandes etapas de alta montaña, esas que trascienden, que se vuelven hitos, que crean leyendas, que constituyen ídolos, es sin duda alguna lo más maravilloso del ciclismo, el vértigo y la emoción de las definiciones por velocidad es igual de apasionante y fascinante. Las llegadas masivas al sprint nos llevan al delirio en pocos segundos, en pocos metros. La construcción de los trenes, el orden de los lanzadores, la lucha hombro a hombro por un espacio, por una línea, ubicar la rueda buena y finalmente, agotar hasta la última gota de energía para pasar primero –por centímetros- es APASIONANTE, sí, con cada una de las letras en mayúscula.

Los colombianos no habíamos podido celebrar a este nivel en las piernas de un compatriota. Fernando Gaviria, ha sido el primero en consolidarse con autoridad indiscutible en esta especialidad. Lo del Giro de Italia 2017 no es ninguna casualidad, no es un golpe de suerte. El líder del Quick-Step Floor, saltó de la pista a la ruta y desde ese momento no ha parado de ganar. La de hoy es la victoria número 21 para el palmarés de carretera del paisa.

Quien viste la maglia ciclamino se ubica en lo más alto de los velocistas de la actualidad. No se sorprendan, además, si más adelante sigue luchando por las clasificaciones por puntos en las grandes vueltas (que se prepare Peter Sagan, porque este colombiano se perfila como una amenaza para su dominio verde en el Tour de Francia).

Ahora bien, una vez finalizada esta etapa 13, no vemos movimientos en la parte alta de la clasificación general. Sí es de resaltar el lamentable abandono de Geraint Thomas (Sky), que no pudo encontrar buenas sensaciones después del accidente que sufrió en la jornada novena y que lo dejó con una rodilla bastante lastimada. Así pues, el que era líder del equipo británico se va a casa para recuperarse de su lesión y ponerse en forma para ofrecer sus envidiables servicios a Christopher Froome en el Tour.


Para mañana, tenemos un trazado unipuerto de 131km, con llegada en el alto del Oropa, que es de primera categoría y cuenta con un promedio del 7,5%. Veremos, tal vez, movimientos de los escaladores como Quintana o Nibali, que tratarán de descontarle segundos a Dumolin, mientras que la maglia rosa tendrá que mantenerse firme y llevar su ritmo para proteger la ventaja considerable que tiene sobre sus rivales.





CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 14
Lluvia de tulipanes, Dumolin más líder que nunca.

Por primera vez en la historia del Giro de Italia, una etapa salía de Castellania. Un sitiode suma importancia para el ciclismo. Dicha localidad, es el lugar de nacimiento del grandísimo Fausto Coppi, pentacampeón de la Corsa Rosa y dos veces vencedor del Tour de Francia. Con 122 títulos profesiones en su palmarés, fue campeón del mundo de ruta en 1953 y estableció el récord de la hora en 1942, es sin duda uno de los mejores en el deporte pedal de todos los tiempos.

Con este marco, el pelotón enfrentaba una etapa corta, pero no sencilla. La presencia de un puerto fuera de categoría en el final de la jornada, prometía movimientos de los llamados a protagonizar la clasificación general, así como la exhibición de fuerzas de los escaladores. Como lo hizo Marco Pantani en 1991. El ascenso a Oropa, ha sido en varias ocasiones un trayecto determinante para la definición del Giro.

Una fuga bastante controlada, cuyo principal atractivo fue la participación del colombiano Martínez (Wilier) en la misma y que fue capturada, por más que se esforzaron en mantener la distancia, en el kilómetro 17,5 antes de la meta. El pelotón adelantó las transiciones vertiginosamente, todos los equipos se relevaron en la vanguardia del pelotón, que avanzó como si buscaran escapar del fin del mundo. Lo que no tenían en los planes era que el fin, estaba adelante.
En el momento en que se inclinó el terreno, comenzaron los fuegos artificiales. Movistar procuró por controlar los primeros metros del puerto, pero los gregarios a los servicios de Quintana no lograron contener los ataques constantes de todos los líderes. Igor Anton, Zakarin y Pozzovivo hicieron lo propio, aunque sin lograr marcar diferencias definitivas. Fue el mismo tunjano quien lanzó el ataque que parecía definitivo. El único que logró contactar al colombiano fue Zakarin, con quien estableció una sociedad para marcar distancia de la maglia rosa. Sin embargo, Dumolin se lució como en sus mejores chispazos de la Vuelta a España 2015 y se llevó la victoria de etapa, la bonificación y la clasificación de la montaña.

El holandés consolidó, con autoridad indiscutible, la posesión de la maglia rosa. Por su parte, Quintana parece que lució su mejor forma, aunque hoy no le rindió suficiente para descontar, por el contrario, su distancia de la punta se acrecentó después de lo sucedido recientemente. Mientras que Nibali, parece que no logra conseguir buenas sensaciones y no carbura en su especialidad, la escalada.

Finalmente, la clasificación general quedó en estos términos:
1.- Tom Dumoulin: 59:31:17
2.- Nairo Quintana: 02:47
3.- Thibaut Pinot: 03:25
4.- Vincenzo Nibali: 03:40
5.- Ilnur Zakarin: 04:24
6.- Bauke Mollema : 4:32
7.- Tanel Kanger: 4:55
8.- Domenico Pozzovivo: 4:59
9.- Bob Jungels: 5:28
10.- Andrey Amador: 5:36

La etapa de mañana, se presenta con 199km y dos puertos de montaña, uno de segunda y el otro de tercera categoría. Esperemos qué sucede en este trazado que aparentemente no representa ningún peligro, pero que de cara a la jornada de descanso del lunes y la cantidad de montaña que propone la semana final de la carrera, puede ser un escenario interesante para hacer algún movimiento.


CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 15
Curvas peligrosas.

La tarde italiana aportó el calor, el trazado la dificultad y los ciclistas la emoción. El recorrido que nos transportó de Valdengo a Bergamo, a lo largo de 199km, fue tal vez es el más intranquilo de las quince jornadas que lleva el Giro. Los últimos dos descensos, curveados y supremamente técnicos, fueron el caldo de cultivo para las recurrentes caídas de los participantes.

Nairo Quintana fue el primero en besar el pavimento, al perder el control en una curva y terminar de bruces contra la baranda. Por fortuna para el que marcha segundo en la general, los golpes no lo castigaron mucho y logró volver al pelotón sin mayor dificultad. Claro que, una vez se avisó por el pinganillo que el tunjano había sufrido el impase, fue la mismísima maglia rosa la que se puso a la vanguardia del grupo mayoritario y ordenó frenar el avance, mientras es colombiano conectaba nuevamente. Gran gesto deportivo el de Dumolin, aspecto que por demás es inherente al ciclismo. Otros que sufrieron las dificultades del terreno fueron Tanel Kangert –que marchaba séptimo en la CG- y Davide Formolo. El estonio, del Astana, parece que resultó con el codo fracturado y tuvo que retirarse de la carrera.

Una vez el pelotón se acercó al último descenso, Vincenzo Nibali tomó la iniciativa y decidió lanzarse al ataque, pues sus cualidades pedaleando hacia abajo son absolutamente destacables. El italiano pensó que podía aprovechar el terreno para arañar algunos segundos. Sin embargo, Bob Jungles se interpuso entre el líder del Bahrain-Merida y su empresa al rebasarlo y continuar en punta. Este movimiento inesperado produjo como consecuencia una selección de los principales favoritos. Nibali, Yates, Quintana, Dumolin, Pinot, Pozzovivo, Zakarin y el mismo del Quick-Step Floors, terminaron formando un grupo reducido que llegó a disputarse la etapa al sprint. Definición bastante atípica, puesto que ninguno de los mencionados posee alguna cualidad especial en esta modalidad. Así pues, fue el luxemburgués quien se llevó la quinta victoria para el equipo belga, en el que también corre Fernando Gaviria.

Beneficiados entonces los favoritos en la jornada de hoy, pues aunque llegaron todos juntos, algunos lograron descontar por las bonificaciones en meta, como Jungles, Quintana –que fue segundo- y Pinot –que fue tercero-. También, vale mencionar la aparición de Kruijswkijk en el top ten, producto del retiro de Kangert. En este orden de ideas, la clasificación general quedó así:
1. Tom Dumoulin (Sunweb) 63h48'08"
2. Nairo Quintana (Movistar) a 2'41"
3. Thibaut Pinot (Francaise) a 3'21"
4. Vincenzo Nibali (Bahrain) a 3'40"
5. Ilnur Zakarin (Katusha) a 4'24"
6. Bauke Mollema (Trek) a 4'32"
7. Domenico Pozzovivo (AG2R) a 4'59"
8. Bob Jungels (Quick-Step) a 5'18"
9. Andrey Amador (Movistar) a 6'01"
10. Steven Kruijswijk (Lotto) a 7'03


Mañana tendremos la última jornada de descanso y regresaremos el martes con la etapa reina. Se subirán dos puertos míticos en la Corsa Rosa, el Mortirolo, de primera categoría; el Stelvio, la cima coppi, es decir, el puerto más alto que plantea la edición 2017 y clasificado como fuera de categoría; para finalizar con el Umbrailpass, de primera. Luego habrá un descenso extenso, varias curvas peligrosas de 90 grados antes de llegar a la meta.







CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 16
Jaws: el tiburón desciende de manera agresiva, el tulipán sufre una pesadilla.
Hoy han sucedido un cúmulo de situaciones que vale la pena analizar, en razón a ello, propondré el comentario de manera diferente.
El tulipán, con mariposas en el estómago.
Tom Dumolin amaneció delicado del estómago y aunque parecía que hasta el penúltimo descenso no presentaba inconvenientes mayores, su cuerpo no dio más y le tocó, en medio del camino, separarse para evacuar todo su malestar. Después de ello, aunque el grupo de líderes fue tímido y levantó el pie del acelerador un momento para darle respiro al holandés, la carrera no soportaba más la calma. Así, los favoritos comenzaron a trabajar para hacer sufrir aún más al dueño de la maglia rosa.
El del Sunweb, intentó, luchó contra viento y marea, contra su propio cuerpo, en una de las situaciones más incómodas en que alguien se pueda encontrar, para mantener el primer puesto en la general después de la etapa reina. Es increíble y supremamente remarcable lo que hizo. Después de toda su desgracia, no se entregó y sacó fuerzas quién sabe de dónde, para mantener la punta –claro que sus rivales ahora le respiran en el cuello-.
Después de la describir la gesta desmedida del holandés, quisiera detenerme un momento para exponer las repercusiones que tendrá para él esta situación. En primer lugar, cuando una persona tiene diarrea pierde agua y electrolitos, éstos últimos son los que permiten que la célula conserve el agua, así que al perderlos se pierde el líquido, lo que provoca la deshidratación. Al encontrarse en este estado se produce una vasoconstricción, quiere decir esto que hay una disminución del oxígeno que transportan a las células, por ello, la producción de energía tiene que basarse en otro tipo de “intercambio de moneda”, otro tipo de energías, o sea, acudir a las reservas. Cuando esto ocurre, se produce el lactato (el del ácido láctico), que repercute en dolor muscular pues al hacer el gasto sin oxígeno hablamos de un ejercicio anaeróbico.
Explico todo esto con dos propósitos, el primero es mostrar la dimensión de lo realizado por Dumolin, que efectivamente llevó su cuerpo al máximo. El segundo, es poner sobre la mesa la realidad: reponerse de esto no va a ser tarea sencilla. A Tom aún le falta mucho por sufrir si pretende mantenerse arriba, además, ante esta notoria vulnerabilidad, los ataques no van a cesar jamás.
El tiburón domina la tercera cara del Stelvio.
Vncenzo Nibali, que volaba bajo en el Giro, no era sino un león dormido. El de Mesina despertó hoy con todo. Atacó a Quintana en el último ascenso –el Umbrailpass, que es el mismo Stelvio, por la cara que pertenece a Suiza-, a pesar de no marcarle una diferencia sustancial al colombiano, sí consiguió hacer una luz, que multiplicó en un descenso de ANTOLOGÍA.
Al italiano bajó de forma magistral, descomunal, increíble. Una mezcla entre downhill y bicicrós, con saltos, con recortes, desafiando a la parca, el mundo se redujo a él y la velocidad. Entre Nibali y la meta estaba Mikel Landa (Sky), pero la situación trascendía, porque entre él y la historia sólo había pocos kilómetros. En una rebasada por fuera de cualquier manual conocido, una reinvención del deporte al estilo Roger Federer, el tiburón del estrecho dejó atrás al español y no le volvió a dar chance alguna de acercarse a la punta. El líder del Bahrain-Merida se llevó la etapa reina, así como la primera victoria local en el centenario de la Corsa Rosa y su ascenso a las posiciones de podio.
Miscelánea de vicisitudes.
Quintana, resultó bastante beneficiado, pues aunque aún marcha segundo, descontó un potosí. El colombiano amaneció a 2’41” y terminó la jornada a nada más que 31”. Una distancia prudente para toda la montaña que falta. Lo más probable es que le de Movistar descuente la diferencia, sobre todo si tiene en cuenta la crono final en Milán.
Independiente de lo sucedido con Dumolin, el gran perjudicado de la jornada fue Tibaut Pinot (FDJ). Ya que salió de las posiciones de podio, no lució para nada bien en los ascensos y su equipo no figuró en ningún momento.
Por último, quisiera destacar que Luis León Sánchez (Astana) se llevó el premio de doble bonificación en Mortirolo. Es significativo este hecho ya que el ascenso se bautizó para la presente edición como la cima Scarponi, en homenaje al ciclista italiano recientemente fallecido que iba a liderar el equipo kazajo para el Giro. Un bello homenaje que hizo su escuadra, y además les otorgó la maglia azzurra.
La general. 

1. Tom Dumoulin (Sunweb) 70h14'48''
2. Nairo Quintana (Movistar) +31''
3. Vincenzo Nibali (Bahrain-Mérida) +1'12''
4. Thibaut Pinot (FDJ) +2'38''
5. Ilnur Zakarin (Katusha) +2'40''
6. Domenico Pozzovivo (Ag2r) +3'05''
7. Bauke Mollema (Trek-Segafredo) +3'49''
8. Bob Jungels (Quick-Step) +4'35''
9. Steven Kruijswijk (Lotto NL-Jumbo) +6'20''
10. Adam Yates (Orica-Scott) +7'00''

Nota: Agradezco a la Dra. Laura Tatiana Gómez por la asesoría médica para la explicación de hoy.


CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 17
Chapeaux Pierre Rolland

Vivimos hoy tal vez una de las jornadas más descafeinadas de toda la carrera. El grupo de favoritos concedió licencias, la fuga marcó una distancia excesiva, los líderes no apretaron y Dumolin vivió una utopía.

Resulta extraño que las escuadras poderosas no marcaran un ritmo fuerte durante todo el recorrido para desgastar más al vulnerable líder. Sin embrago, lucieron pasmadas. El lote de “la sabrosura” fue hoy el principal. Podría ser producto del esfuerzo de ayer, aunque realmente la exhibición de la etapa 16 se debió más a situaciones ajenas al ritmo de carrera, razón por la que no parece una explicación suficiente para justificar lo sucedido en la que acaba de concluir. La otra opción puede atender a la exigencia del trazado de mañana, que pone en juego cinco premios de montaña (dos de primera, dos de segunda y uno de tercera) y los corredores quieran conservar energías.

El problema radica en que mañana puede ser la última opción de hacer suficiente diferencia sobre Tom Dumolin, para llegar con un colchón a la contrarreloj de Milán. Recordemos que el holandés no necesitó más que una etapa como esta para marcar las holgadas distancias sobre sus rivales. Valga resaltar que aunque la del domingo es más corta (29.3km) que la anterior, no presenta columpios, es más, el perfil del trazado es descendente, lo que beneficia aún más al pesado corredor del Sunweb.

Ojalá mañana veamos acción, porque la emoción que debían brindarnos los escaladores aún no aparece para hacerle honor al hermoso recorrido que planificó la edición centenaria del Giro de Italia para los especialistas en este terreno.

Ahora bien, el francés Pierre Rolland (Cannondale-Drapac) por fin, por fin, logró llevarse la etapa que tanto había buscado. Un reconocimiento merecidísimo para el llamado a animar las carreras de tres semanas, pues si bien el de Gien no ha podido luchar por una clasificación general, siempre protagoniza las fugas, hace etapas increíbles en solitario y su simpatía cala en todos los aficionados. También suma otra nacionalidad diferente de ganadores de etapa de esta edición, que ahora son once.

La clasificación general, dentro de su top ten, tuvo una variación, al ser reemplazado en la décima posición Adam Yates (Orica-Scott) por Jan Polanc (Abu Dhabi). Esto, consecuencia de la fuga descontrolada. Así quedó entonces:

1. Tom Dumoulin (Sunweb) 76h 05'38"
2. Nairo Quintana (Movistar) a 31"
3. Vincenzo Nibali (Bahrain) a 1'12"
4. Thibaut Pinot (FDJ) a 2'38"
5. Ilnur Zakarin (Katusha) a 2'40"
6. Domenico Pozzovivo (AG2R) a 3'05"
7. Bauke Mollema (Trek) a 3'49"
8. Bob Jungels (Quick-Step) a 4'35"
9. Steven Kruijswijk (Lotto-Jumbo) a 6'20"
10. Jan Polanc (Abu Dhabi) a 6'33"



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 18
“Con el suelo tan chiquito no se pesca tiburón…”

Ayer pensamos que el tedio de la etapa se debía a que nadie quería gastarse para poder estar lo mejor posible de cara a la jornada de hoy. Pues bien, si guardaron energías, estas no fueron suficientes o las siguen reservando, porque en la última etapa de alta montaña del Giro, los tres gallos -Dumolin, Quintana y Nibali-, no se hicieron daño.

El segundo grupo en disputa, conformado por Zakarin, Pinot, Kruijswijk, Mollema y Pozzovivo, por su parte, sí movió y animó la carrera. Atacaron, hicieron alianzas, inquietaron el pelotón seleccionado de favoritos, para finalmente salir con tiempo valioso como premio. El francés, por ejemplo, le descontó casi un minuto a Nibali y se acerca peligrosamente al tercer lugar de la general. Así mismo, todos ellos disminuyeron su distancia respecto del líder. Este quinteto promete brindar emoción tanto en la etapa de mañana como en la del sábado para reacomodar el top ten.

Se hizo evidente la estrategia de Tom Dumolin, que consiste en ir tranquilo, a su paso. A fin de cuentas, él no tiene obligación ni de atacar ni de desgastar. Sus rivales, por otro lado, parece que no le pueden hacer daño, el holandés luce sólido. Incluso, cuando Quintana y Nibali trataron de marcarle diferencia, no solo los conectó, sino que además hizo el lance para mostrarles que estaba dispuesto a atender sus propuestas. Dio un golpe de autoridad, o por lo menos jugó muy bien el farol.

Si el colombiano y el italiano pretenden arrebatarle la maglia rosa al líder del Sunweb, deben atacar ferozmente en los puertos que quedan, hacerlo de tiro largo y con solidez. En sus cuentas, una diferencia de menos de dos minutos en Milán, podría no ser suficiente, sobre todo para el del Movistar.

Para finalizar, la definición de la etapa, en el alto de Pontives, estuvo bastante bella, entre Mikel Landa (Sky) que viste la maglia azzura como líder de la clasificación de la montaña, y el norteamericano Tejay Van Garderen (BMC). Fue para el estadounidense la victoria, un hecho que vale demasiado para él pues desde hace años promete protagonizar una gran vuelta y no ha producido más que decepción, esto le ha provocado dar declaraciones muy fuertes sobre sus condiciones profesionales. Ojalá este logro de hoy lo motive para reencausar su carrera deportiva y subir el ánimo.

Cerramos el día 18 de competencia con esta clasificación:
1. Tom Dumoulin (HOL) Sunweb 76h:05:38
.2. Nairo Quintana (COL) Movistar a 31
.3. Vincenzo Nibali (ITA) Bahrain a 1:12
.4. Thibaut Pinot (FRA) Francaise a 1:36
.5. Ilnur Zakarin (RUS) Katusha a 1:58
.6. Domenico Pozzovivo (ITA) AG2R a 2:07
.7. Bauke Mollema (HOL) Trek a 3:17
.8. Steven Kruijswijk (HOL) Lotto a 5:48
.9. Adam Yates (GBR) Orica a 7:08
.10. Bob Jungels (LUX) Quick-Step a 7:24


CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 19
El pez muere por su boca.


Los equipos de Quintana y de Nibali se dieron a la tarea de romper la carrera. Quienes se ubicaban segundo y tercero en la general al inicio de la etapa estaba dispuestos a contestar sobre la bici a las declaraciones desobligantes que hizo Dumolin tras la jornada de ayer.

Con un ritmo que no cesó, la escuadra española y la de Bahrain, con alguna ayuda tímida del Quick-Step Floors, pudieron descolgar en dos ocasiones al líder de la clasificación general. La segunda ocasión, que fue definitiva, se presentó en el ascenso al Piancavallo. El del Sunweb se encontraba ya sin compañeros y con los otros favoritos lanzados. Coronar el puerto le debió haber cobrado un desgaste considerable al de la maglia rosa, mientras que Quintana y Nibali lo hicieron con gregarios y con cadencia pareja. Sin embargo, el italiano cruzó dos segundos después del colombiano.

Respecto a la definición de la etapa, es necesario reconocer el gran trabajo del español Mikel Landa, que por fin se pudo llevar una victoria parcial, después de varios intentos. Así, consolida su liderato en la clasificación de la montaña y además le otorga el reconocimiento al Sky, que después del accidente que dejó por fuera de carrera a Geraint Thomas y al mismo Landa con una diferencia imposible respecto de los demás favoritos, le hacía falta para salvar la participación en Italia. Éste chico de 27 años ha lucido formidable, de no ser por el infortunio de la etapa 9, estaría seguramente disputando lo más alto de la tabla. Por otro lado, su coequipero, el colombiano Sebastián Henao, se ubicó en la quinta casilla de llegada en la jornada.

Ahora bien, aunque la clasificación general se movió, nada está definido aún. Hasta el séptimo puesto el panorama está muy estrecho, veamos:

1. Nairo Quintana (Movistar) 85h02'40"
2. Tom Dumoulin (Sunweb) a 38'
3. Vincenzo Nibali (Bahrain) a 43"
4. Thibaut Pinot (Francaise) a 53"
5. Ilnur Zakarin (Katusha) a 1'21"
6. Domenico Pozzovivo (AG2R) a 1'30"
7. Bauke Mollema (Trek) a 2'48"
8. Adam Yates (Orica) a 6'35"
9. Bob Jungels (Quick-Step) 7'03"
10. Steven Kruijswijk (Lotto) a 7'37"

Esperemos que la rosa le de alas a Quintana para que en la etapa de mañana, que plantea un puerto de cuarta y dos de primera categoría, pueda marcar mucha más diferencia sobre sus rivales para llegar tranquilo a la contrarreloj del domingo en Milán.



CICLISMO - GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 20
Un tango de 190 kilómetros
Era hoy o nunca, si el colombiano y el italiano querían materializar la empresa de dejar fuera de la conversación al contrarrelojista para vestir la rosa mañana en Milán, la diferencia debía marcarse en la última etapa de montaña. Era necesario marcar mucha distancia en el terreno de los escaladores y así enfrentar sin exceso de presión la prueba contra el cronómetro.
La carrera largó a toda marcha, el pelotón permaneció alargado durante el llano, hasta que el ascenso al primer puerto empezó a cobrar el precio. Muchos corredores empezaron a descolgarse con la más leve inclinación. Al momento en que la montaña se presentó con toda su envergadura y dureza, el ruso Zakarin (Katusha) movió sus fichas. Envió a tres gregarios a poner un paso descomunal, el equipo rojo seleccionó –a falta de 80km para la meta- el grupo hasta el punto de verse conformado por un docena de ciclistas. Nairo y Nibali iban al paso y marchaban sin compañeros, Dumolin los miraba desde lo lejos. La escalda a Grappa fue un infierno.
Se sentía la tensión en el ambiente. Para el descenso ya se encontraba reagrupado el pelotón de favoritos y permaneció de ese modo hasta que se empezó a configurar la última montaña del Giro de Italia. El ascenso a Foza puso la carpeta roja para que Nibali tomara la iniciativa y se lanzara al ataque. A su rueda Nairo Quintana, para finalmente ser conectados por Pinot (FDJ). Los tres corredores, rivales directos en la clasificación general, contrataron lo que se llama una alianza en carrera. El trío trabajó en conjunto para alejar al holandés y luego, definir sus intereses individuales cuando este objetivo fuera conseguido.
Lograron conectar con dos corazones fugados que habían construido una pequeña luz, el ruso Zakarin y el italiano Pozzovivo. Ahora los cinco, todos de escuadras distintas, trabajaron como en una contrarreloj por equipos para ampliar la diferencia con el grupo de Dumolin. Con el del Sunweb se encontraban Mollema y Jungels, entre otros. Estos tres contrarrelojistas no iban a permitir que los escaladores de la vanguardia les marcaran distancia en los últimos kilómetros llanos.
Sin embargo, por más potencia y relevos perfectos entre los especialistas de la contrarreloj que venían en persecución del grupo de la maglia rosa, no lograron su captura. Fueron los escaladores entonces quienes entraron a definirse la etapa 20. En primer lugar pasó Pinot, que bonificó por ello 10”, luego Zakarin y en tercer lugar Nibali. Quintana, aunque no logró segundos de compensación por pasar quinto, sí pudo cumplir su propósito de alejar 15” más Dumolin.
Mañana se acaba la edición 100 del Giro de Italia, toma lugar la inevitable contrarreloj final, será una prueba individual de 29,8km, con un perfil descendente. Lo favoritos son obviamente los especialistas en esta modalidad que se mencionaron con antelación -aunque no se puede pasar por alto el desgaste que sufrieron hoy y este castigo físico podría restringir su rendimiento-. Valga aclarar que la carrera no está definida en lo más mínimo y que cualquier cosa puede suceder, la clasificación general hasta la sexta casilla está exageradamente apretada. Acá la tienen:

1. Nairo Quintana 90h 00’ 38”
2. Vincenzo Nibali 39”
3. Thibaut Pinot 43”
4. Tom Dumolin 53”
5. Ilnur Zakarin 1’15”
6. Domenico Pozzovivo 1’30”
7. Bauke Mollema 3’03”
8. Adam Yates 6’50”
9. Bob Jungels 7’18”
10. Davide Formolo 12’55”


CICLISMO - GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 21
Giro de Italia, Amore Infinito.
La rosa al límite.
Hoy la carrera era contra el tiempo, Dumolin, Quintana y Nibali largaban en la última etapa del Giro 100 con incertidumbre. La fuerza en sus piernas iba a determinar cómo se iba a definir la primera grande del año. El holandés, salía con la seguridad que produce tener el terreno a favor, por otro lado, cargaba con la presión de resaltar en su especialidad. No le pesó, a la postre, es de esto de lo que están hechos los campeones. El colombiano, enfrentaba el peor panorama. La prueba en que menos rinde, ahora contra el mejor crono del mundo en la actualidad y una diferencia que se veía muy estrecha. Por último, el italiano tenía un pie en el podio y el otro en el cuarto lugar, Pinot estaba al acecho.
Milán era la sede, el lugar en que el Giro más apretado de la historia iba a tener su desenlace. Las apuestas estaban a favor de Tom Dumolin, pero los rumores anunciaban que el italiano –campeón en todas las grandes vueltas- tenía sus chances, mientras que el líder del equipo telefónico iba a dejar cualquier gota de energía que le quedara para proteger la diferencia y conservar la rosa. El clima era favorable, respecto del trazado…bueno, partían del autódromo de Monza y luego se adentraban en el casco urbano de la ciudad. 29,5 kilómetros planos en Milán iban a determinar lo que cientos de montaña a lo largo de todo el país no pudieron.
Las cartas estaban sobre la mesa, cada uno sabía qué tenía que hacer. El holandés salió primero, vistiendo su uniforme de campeón nacional de contrarreloj. Con prontitud tomó ritmo, adoptó su posición perfecta e hizo lo mejor que sabe hacer, desafiar al cronómetro. El siguiente turno fue para el líder del Bahrain-Merida, con el número 1 en su espala y corriendo de local. Sabía además que sus posibilidades de escalar al segundo lugar del podio eran buenas. Quien salió de último fue la maglia rosa, el colombiano tenía que luchar contra la adversidad.
Los puntos de cronometraje –dos durante el recorrido- producían excitación entre los fanáticos. Ninguno era capaz de sacar cuentas. La emoción invadía a todos los espectadores, los equipos no hacían más que animar a sus corredores, mientras que ellos, sólo pensaban en mantener la cadencia a tope. Dumolin cruzó la meta con el segundo mejor tiempo de la prueba, el primero fue de su compatriota Jos Van Emden. Los parciales del corredor del Sunweb parecían suficientes para quedarse en lo más alto de la clasificación general. Vincenzo Nibali, por su parte, ya corría el último tramo del recorrido con el podio asegurado. Faltaba que Quintana pasara la meta para definir el orden en que este trío de ciclistas se iba a ubicar en la premiación.
En el último kilómetro de la prueba de Nairo, ya se sabía que era imposible mantener la rosa. Por más buena que fue la contrarreloj del colombiano, no bastó. Dumolin se llevó su primera gran vuelta y el primer Giro en la historia de su país –bastante merecido para una nación con tan amplia tradición ciclística-. El de Tunja se ubicó segundo en la clasificación general, logrando su tercer podio consecutivo en grandes vueltas (tercero en el Tour de Francia 2016, campeón en la Vuelta a España del mismo año y ahora segundo en el Giro de Italia 2017), así como su sexto en cuatro años. Una barbaridad para el escarabajo de 27 años. Por último, el local, terminó tercero en la clasificación general, aunque con un mal sabor de boca. El tiburón ya está grande y sus posibilidades de vencer en carreras de tres semanas cada vez son menores, sin embargo, suma un podio para el equipo de Bahrain en su primer año de existencia.
Fernando Gaviria, el supersónico ciclamino.
El escarabajo veloz completó su PRIMERA GRAN VUELTA, en su debut en carreras de tres semanas se llevó cuatro etapas, compitiendo con gigantes de la velocidad como Greipel, Ewan, Benati, Modolo y Stuyven. Como si fuera poco comandó la clasificación por puntos, atravesó toda la montaña que proponía el Giro, cruzó siempre dentro del límite de tiempo y hoy se viste de púrpura en Milán.
Una actuación impresionante para el paisa de 22 años que llegó a correr en Europa el año pasado al equipo belga Quick-Step Floors. El corredor que se formó en la pista, se consolida hoy como uno de los sprinters más veloces y como un candidato serio para las clasificaciones por puntos de las grandes. Este joven tiene una toda una carrera profesional llena de éxitos por delante.
Nota: Su equipo se adjudicó también la camiseta blanca, de clasificación de los jóvenes, con la estrella de Luxemburgo, Bob Jungels.
Renovación en las carreteras.
Si algo nos dejó este Giro fue el buen sabor en la boca de que la nueva generación de ciclistas ya está aquí. Tom Dumolin, Nairo Quintana–aunque estuviera consolidado hace mucho rato, pero recordemos que solo tiene 27 años-, Adam Yates, Bob Jungels, Ilnur Zakarin, Thibaut Pinot, Mikel Landa (campeón de la montaña) y Davide Formolo, son un grupo de lujo para disfrutar de este deporte en los años venideros.
Muy bien, así termina este Giro de Italia 2017, muchas gracias por seguir estos comentarios día a día (aún lamento la jornada que no pude seguir). Un abrazo para todos, nos encontraremos otra vez en el Tour. Acá les dejo los tiempos definitivos.
.1. Tom Dumoulin (HOL) Sunweb 90h34’54”
.2. Nairo Quintana (COL) Movistar a 31”
.3. Vincenzo Nibali (ITA) Bahrain a 40”
.4. Thibaut Pinot (FRA) Francaise a 1’17”
.5. Ilnur Zakarin (RUS) Katusha a 1’56”
.6. Domenico Pozzovivo (ITA) AG2R a 3’11”
.7. Bauke Mollema (HOL) Trek a 3’41”
.8. Bob Jungels (LUX) Quick-Step a 7’04”
.9. Adam Yates (GBR) Orica8’10”
.10. Davide Formolo (ITA) Cannondale a 15’17”

Relacionados

0 comentarios:

Publicar un comentario

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos