Por John Better

NADA MÁS PRECIADO PARA MÍ: UN ENCUENTRO CON FITO PÁEZ


En 1996 el cantante argentino Fito Páez se presentó en el festival de verano de Cartagena.  Su show estaba programado para  la noche del 29 de junio de ese año,   allí  compartiría escenario con  bandas  de pop español como Zimbabwe, y los desafinados edulcorantes de  Vilma Palma e Vampiros.
Desafortunadamente algunos músicos de Páez no alcanzaron a llegar a tiempo y el show fue   reprogramado para el día siguiente. Noche en la que también actuarían los cantantes Diomedes Díaz y Kinito Méndez.

Estos pastiches musicales parecen darse en el Caribe colombiano más de lo que pensamos, cabe recordar el episodio ocurrido en Barranquilla donde la legendaria banda Soda Stereo fue  telonera de la agrupación merenguera Rikarena.

Páez aterrizaba a la costa atlántica  luego de una carrera en ascenso que disparó la placa  de 1992, El amor después del amor, (el disco más vendido en la historia del rock en Argentina) Al que precedieron el clásico álbum Circo Beat  y  el disco en vivo, Euforia, del que Páez adelantara  en Cartagena la pieza Dar es Dar.

El concierto se realizó en la plaza de toros. El público estaba claramente dividido. Por un lado, una tribu de bellos chicos  y chicas que sostenían un enorme cartel de tela que decía: “Fito te amamos”. Por otro, los fanáticos de Diomedes que  miraban con desconfianza a ese hombre de pelo rizado, delicados ademanes y flacura extrema que inició el concierto con los primeros acordes de su icónico tema, Hazte Fama, perteneciente a su álbum Tercer Mundo de 1990: “Fito tiene sida, toma anfetaminas”.

Los seguidores de Páez estallamos en júbilo ante aquellas palabras del flaco que seguía sin ningún pudor cantando las cosas que la gente suponía sobre su vida: “duerme con patillas fuma marihuana”, “Dicen que lo vieron no hace mucho tiempo recolectando jeringas en el parque japonés”.


Debo decir que fui un  fanático obsesivo del cantante rosarino desde los 15 años. En Barranquilla, la música de Páez era casi desconocida. Gracias al programa Frecuencia Pop, de Uniatónoma Stereo,  a cargo del argentino Alfredo Bendek, pudimos conocer gran parte del movimiento de la música popular argentina y latinoamericana. Cantantes como Spinetta, Charly García, Fabiana Cantilo o Páez, formaban parte de la programación habitual de Frecuencia Pop.
Enloquecer por un músico es quizá una de las experiencias más salvajes y románticas  que se puede vivir cuando se es joven. Coleccionar sus discos, casetes, fotografías de prensa, es  una labor que tiene que ver con el amor incondicional.   Y allí estaba yo ese junio del 96, junto a J.C, mi novio de aquellos años.

Llegar hasta ese lugar  fue una odisea.  Un mes antes del concierto, J.C   consiguió un carrito de jugos de naranja para vender en el centro de Barranquilla y poder  levantar el dinero e irnos juntos a ver a nuestro ídolo.

Abrazados, con 18 años cada uno, escuchábamos en vivo y en directo  aquellas canciones que solíamos oír en viejas grabadoras o desvencijados tocadiscos. “Tu amor es un karma, es parte de la red, pero me hace bien”,  susurraba J.C a mi oído mientras Páez en el escenario coreaba: “Nada más preciado”, canción incluida en su potente álbum Ciudad de pobres corazones.

Tan cerca, tan lejos, vestido con pantalón morado brillante  y camisilla negra, moviéndose  con gracia, sacudiendo su ya recortada melena, estaba Fito Páez danzando y cantando en nuestros corazones, una ciudad se incendiaba con el poder de la música esa noche.


Las malas caras se hacían notar, una que otra rechifla era lanzada por algún combo de fanáticos del vallenato. El músico argentino seguía en lo suyo,  nos paseaba por diferentes épocas de su carrera, desde clásicos como Giros, Once y Seis, Tercer Mundo, hasta piezas aun recientes en aquella época como Circo Beat, Mariposa Tecknicolor, A rodar la Vida, o Dar es dar.

Y de repente, lo que nadie esperó, los seguidores del Cacique de la Junta, empezaron una seguidillas de insultos a coro que lograron sacar de quicio a Páez quien había anunciado cantar su tema Polaroid de Locura ordinaria,   tema inspirado en el texto La chica más guapa de la ciudad de Charles Bukowski e incluido en  su disco ¡Ey! De 1988.

-Hemos hecho un pequeño cambio, tocaremos Ciudad de pobres corazones, dijo Páez escuetamente.

Entonces  la ciudad ardió sin piedad.  Como si vinieran imágenes de aquella época oscura en que escribió ese tema-maldito en su naturaleza  debido a que el génesis del álbum del mismo nombre se inspiró en el asesinato de su familia-de repente el cantante se transformó en un huracán de odio que se precipitó por todo el escenario gritando a viva voz: “En esta puta ciudad, todo se incendia y se va, matan a pobres corazones”. Guillermo Vadala, uno de sus guitarristas de entonces, acompañaba la furia eléctrica de Páez tocando la guitarra con los dientes, al mejor estilo Hendrix. 

Furia que nos llegaba a ráfagas hasta la arena de la plaza de toros: ¿Qué es lo que quieres de mí, qué es lo que quieres saber? Preguntaba el rockero que de niño oía a  The Beatles, Stan getz o Jobim en su casa paterna de Rosario, provincia de Argentina. El mismo que yo contemplaba obnubilado en la caratula de su vinilo El amor después del amor, indecomisable posesión de aquellos años noventa en que la música fue , al menos para mí, el abrelatas del alma, como dijo  alguna vez Henry Miller.
El público mantenía expectante, los acordes de Ciudad de pobres corazones  fueron desvaneciéndose. Un breve silencio. Luego  la euforia saliendo a gritos  de las gargantas de  los fieles fans que lo acompañamos esa noche.
Casi dos horas duró aquel concierto, después JC  y yo regresamos al hotel de  mala muerte donde nos quedamos, y allí entre vino barato y cigarrillos seguíamos coreando los temas de Páez hasta caer fundidos.







Viaje a bordo de Fito Páez



Fito Paéz está frente a mí. Tiene ya 54 años, está de visita en Bogotá invitado por la feria del libro  en donde presentó su texto  Diario de viaje (Emecé, Planeta) un trabajo  que recoge impresiones, fotografías, notas críticas, y anexos que rememoran apartes de la vida del autor, hasta  ahora desconocida, como aquella bella anécdota  de finales de los ochenta cuando conoció a Atahualpa Yupanqui en una fiesta en Francia:
-Atahualpa me tomó de la mano con curiosidad y me llevó hasta una habitación,  cantó al oído parte de la letra,  luego me preguntó si yo había sido el que compuso ese tema, ¿podés creerlo? Dice Páez como un niño emocionado. Y a veces es un niño inquieto, lleno de delicadas maneras y anécdotas. Nuestra charla pasaría por la obra de autores que admiraba como Lemebel, Fogwill,  Noy,  Bukowski, Puig o Nestor Perlongher, lecturas que podemos rastrear a través de muchas de sus canciones

-Hay un verso de Perlongher que habla de una ciudad liberada, quizá así se llame mi nuevo disco, “La ciudad liberada”, ya lo estoy grabando,  seguido canta a capela uno de sus versos, luego sorbe algo de agua mineral.

EL libro de Páez es su segunda incursión en el mundo literario,  ya en 2013 había lanzado su novela La Puta Diabla. El lanzamiento fue un suceso, el auditorio  José Asunción Silva de la Filbo 2017 estuvo a reventar, el autor argentino firmó más de dos mil ejemplares. Cantó un par de canciones de su antiguo repertorio como Gricel, Yo vengo a ofrecer mi corazón ( a capella) Desarma y sangra de Charly García y Mariposa Tecnicolor,  canción icono en su carrera y que en Diario de viaje nos revela el misterio de su composición: luego del éxito desmesurado de su disco   El amor después del amor-que le permitió al rosarino convertirse en una figura mediática e influyente-vinieron días en que pensó que después del éxito comercial  solo había un pavoroso agujero negro. 

En ese dilema y mientras descansaba en una terraza, una frágil mariposa se posa en una de sus piernas, una revelación de colores, un nuevo renacer en la forma de un efímero ser alado le da al músico un nuevo aire y compone la primera de muchas canciones que hasta hoy nos sigue entregando sin descanso.




En esta visita lo acompaña Margarita, su hija menor, quien en la presentación de su libro en la sala José Asunción Silva sorprendió a todos ejecutando una melancólica pieza para piano.
Nos encontramos en el restaurante Osaka al norte de la ciudad, Páez ha pedido un paseo por los platillos  del afamado local peruano. Diminutas porciones de pescado y otros mariscos pasaban por nuestros ojos como coloridas y minimalistas piezas de arte que acompañábamos con sake helado.

-Te vi por primera vez en Cartagena, el 30 de junio de 1996,  mi novio me llevó,  le dije.
-Vaya, te acordás de las fechas exactas, anotó. Belén, su  platinada asistente personal.
-Y bueno,  Belén, yo me acuerdo de las fechas de los primeros conciertos de Charly a los que fui. Cartagena, claro, lo recuerdo, apuntó Fito.

Todo aquello no dejaba de ser extraño. ¿Qué me trajo hasta este momento? ¿Cómo un chico fanático y de barriada   termina con su ídolo frente a frente? Pensaba. Debe ser “el mundo que cabe en una canción”,  me dije a mi mismo parafraseando el título de uno de sus discos. En otro tiempo estuviera gritando  histérico de solo tenerlo cerca, pero el tiempo y el mundo se encarga de alivianarnos.

La noche siguió entre charlas, risas, delicados platillos, recuerdos. Páez, algo cansado, pidió permiso para retirarse, no sin antes tomarse unas fotos con los trabajadores del lugar. Le entregué mi novela, nos hicimos un par de fotos y le di un breve abrazo.

El resto de la noche terminaría para mí en un extraño lugar como salido de una película de Kubrick, después en un bar gay donde el sopor del sake, el wiski y el vodka me iba dejando fulminado. Desperté en un cuarto de un apartamento al norte de Bogotá, un vaso de Wiski reposaba sobre la cama,  bebí lo que quedaba.  Abrí el Diario de viaje de Fito al azar, y me encuentro con un capitulo donde habla sobre las resacas. Imágenes nítidas vienen a mi cabeza: una habitación roja con un gran piano de cola, un abrazo eufórico en el que me fundo con Belén en un fresco patiecito lleno de flores, la voz de Páez cantando la ciudad liberada, un mesero de ojos gris mármol sirviendo un interminable sake., el cabello rubio de Margarita.


“Mis resacas para escribir o hacer música son fabulosas” dice el cantante  en su texto. Me pasa igual, bebiendo o no, siempre tengo resaca, así que voy por una cerveza a la nevera y empiezo a escribir este texto que recuerda a un chico cuyo nombre prefiero callar, al que desafortunadamente  no pude salvar de su descenso  irremediable hasta las tumbas de la gloria.

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por MARIANGEL VILLASANA

Ivi Cossio: “Cocinar en toda su expresión es una pasión”. En Tucumán (Argentina) los sabores son alegría



Una de las provincias del norte de Argentina más famosas por su gastronomía y por la elaboración de las típicas empanadas de este país suramericano es Tucumán. Es por esto que fue este tema uno de los primeros que conversé con Ivi cuando la conocí. Esta periodista tucumana, apasionada de la cocina y de captar las escenas mágicas de los ingredientes que formarán un exquisito plato y una entrada en su blog siempre aclamada por sus seguidores, me contó cómo logró expresarse a través de la comida.
¿Cuándo descubriste tu pasión por la cocina?
Siempre me gustó la cocina, es más, de niña mamá me llevaba a clases de repostería.
En familia soy la mayor así que cocinar me llegó más o menos de imposición ya que mamá no es amante de la cocina.  
Con el tiempo aprendí a disfrutarla de otra manera y entender que la cocina es una expresión, una obra de amor que servimos en la mesa cuando cocinamos para alguien. Ahí la sentí una pasión, cuando los sabores y aromas se acompañaban casi sincronizados en mi cocina, cuando descubrí que cocinar para uno solo también tiene su atractivo y un disfrute que nos llena de otra manera.  
Cocinar en toda su expresión es una pasión.  
Al hablar de la comida de su país, “la carne me puede” dice Ivi para expresar que es irresistible. Y si se trata de un condimento particular, “el hambre, es el mejor ingrediente, el principal para comenzar una buena receta”, exclama.
En la gastronomía argentina, la carne es protagonista. El asado de los domingos es una deliciosa costumbre en las familias. También es una excusa perfecta para los encuentros, para los anuncios y celebraciones. El calor de las brasas abriga los secretos familiares expuestos en la mesa y guarda cierta complicidad con el asador, quien atiende la parrilla con cabal maestría para darle a los distintos cortes vacunos esa textura que al tocar la boca de los comensales provocará espontáneamente el característico “aplauso para el asador”.
He visto que te gusta captar imágenes artísticas y pintorescas de comidas, mercados y distintos alimentos ¿Hay algún plato que hayas preparado que te haya parecido poético? Por el sabor, por cómo se ve o por la combinación de elementos.
Si, si, me gustan las fotos, y con el tiempo he aprendido a hacerlo cada vez mejor, me gustan los mercados, la vida cotidiana, el día a día, en esos lugares donde transcurre el inicio de un buen plato.
Me gusta ir al mercado del norte aquí en mi provincia, donde mantengo una gran relación con quienes me venden las verduras,  además me enseñan recetas. El año pasado me enseñaron la receta del tamal, el cual se prepara con harina de maíz, se rellena con carne y envuelve en hojas de chala (hojas que cubren la mazorca). Éste se cocina en agua hervida, también es un clásico de aquí, junto con la humita.
Por supuesto que tenía que pedirle a Ivi que compartiera conmigo, y ahora contigo, ese plato que todos deberíamos probar. Sin dudar mencionó la empanada tucumana, que originalmente es de carne. El toque personal de Ivi para este platillo es el corte de la res. Ella usa osobuco, cuando las tradicionales son de matambre.




Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por Jose Hoyos

Tenemos que hablar de Berenice

Berenice la indiferente, Berenice la resignada, Berenice la miedosa, Berenice la cansada, Berenice la mediocre. Hay una foto en la que tiene el mismo pelo corto crespo de siempre, la mirada asustada, el cuello curvo de la gente ingenua, la piel tono caramelo, no lleva aretes, el maquillaje casi no se percibe y la blusa blanca de cuello amplio se confunde con el fondo de la imagen. Es la foto para la cédula. Ya tiene dieciocho años y hay que salir de la casa, pasar de una escoba a otra, devengar, buscarle por dónde a la vida. Cuando Berenice salió por primera vez con un hombre, él no dijo más de cinco palabras en toda la noche. Hubiera respondido con gran interés a cualquier cosa que dijera porque él era el hombre. Nada le hubiera parecido tonto o autoritario. Fueron a ver una película que no se entendía muy bien. Después fueron a un parque donde no se dijeron nada. Después no se miraron a los ojos. Después caminaron por donde a él se le ocurría. Después comieron pizza en un lugar olvidable. Después estuvieron en un hotel. Después volvieron a ese hotel. Después ella tuvo tres hijos. Después él se alejó. Después ella lo buscó. Después él respondió con indiferencia. Después ella se tuvo que ir a trabajar lejos dejando los niños al cuidado de doña Genoveva. Después pudo venir cada quince días y traerles torta de vainilla. Después padeció meses porque sus hijos lloraban en una casa donde no conocían a nadie. Después no aguantó más y fue por ellos. Después los niños fueron creciendo y ella no sabía cómo se crían los hijos. Después su hijo mayor, al tercer año de colegio, decidió no estudiar más porque un perro lo persiguió y le mordió los tobillos durante el recreo y frente a todo el mundo. Después él le reveló que ya era suficiente vergüenza ir con los zapatos rotos al colegio. Después ella siguió sin darle importancia a esas minucias. Después ella tuvo rabia con el mundo pero siguió a su servicio. Después quiso más todavía a sus hijos pero dejó que algo, cualquier cosa, los moldeara. Después el trabajo la inmoló en el hueco de la sumisión. Después tuvo miedo. Después no supo cómo se resuelve nada.

La serena Berenice una vez estalló en rabia. Fue ante un yerno reciente que no quería. Cuando se lo encontró cruzando una calle lo increpó y estrujó. Cuando de adolescente Berenice empezó a tener novios, su mamá los increpaba y estrujaba. El hermano cantinero de Berenice le dejó marcas moradas en el cuello. Ella tendría quince años y dejó saber que el muchacho del parqueadero de la esquina le gustaba. Entonces el hermano cantinero le hundió en el cuello sus garras brutas de oso macho hasta que los pulmones de Berenice se quedaron sin aire. La soltó cuando quiso porque él es un hombre. La mamá de Berenice permaneció sentada tejiendo una colcha. Un vecino pasó por ahí y se detuvo conmovido a darle aire y soporte a Berenice porque él también es un hombre.

La mamá de Berenice tiene quebrantos de salud. Se lamenta todo el día, y cada lamento termina en exigencia. Dice que la dejen morir porque “ah vida infeliz y desgraciada”, que apenas muera tiren su cuerpo a la quebrada con más gallinazos que encuentren, que no se preocupen por ella. Todos en la casa obedecen: nadie se preocupa, salvo Berenice. Se alivia, pero permanece encamada. La enfermedad como ventaja. Tiene un pito de árbitro con el que llama para pedir esto o lo otro. Berenice atiende asustada y se afana a llevarle esto o lo otro.

Un día Berenice llevó a su hijo menor, siendo muy niño, a una casa enorme y lujosa, lo ubicó en un cuarto lleno de juguetes fascinantes con olor a nuevo, y le dijo que jugara ahí con el niño Sebastián mientras ella hacía algo en la cocina, todos los días. Una vez tuvo que salir largo rato al supermercado y fue cuando el hijo menor conoció el desamparo, la rabia, el miedo, la soledad. Cuando volvió lo encontró llorando a caudales montado en un triciclo que no quería pedalear, donde la señora de la casa lo había subido tratando de distraerlo. Lo abrasó y consoló, entonces él conoció el desencanto. Una marca de hierro caliente quedó en la piel del niño. Si volviera la madre sin astillas, si volviera la inocencia naranja de la niñez, si volviera el salto a ojo cerrado desde la ventana seguro de que alguien habrá para recibirlo, si volviera el aire cobijo de la leche tibia, él podría volver también.

Frente a la casa de Berenice estaba el árbol más imponente del pueblo. Un guayacán del que se tiraban las flores amarillas cuando estaban maduras. En diciembre, el amarillo mullido cubría la mitad de la cuadra y Berenice prefería caminar por un ladito para no pisar el tapete. Vinieron los aserradores del municipio, la orden del planeador de abrir paso porque vendrá una calle pavimentada y la vida andará mejor. Berenice, silenciosa, dejó de creer y de esperar el día que frente a sus ojos tumbaron vivo el guayacán de veinte metros: la caída de un árbol rotundo —pedazo de mundo venido abajo, que se caiga la bolsa o un imperio son menudencias—, cómo se desploma lento y seguro, cómo se impone el vacío que seguirá ocupando ese lugar, cómo retumba la tierra y cómo el aire deja una estela de terminación, de muerte, de rendimiento. Ahora Berenice camina menos vertical.

Berenice volvió a creer y a esperar el día que fue besada por Luís. Luís no tenía nada en común con aquel hombre que no decía más de cinco palabras en toda la noche. Luís tocaba la guitarra. Luís llevaba serenatas. Luís contaba historias. Luís componía canciones. Luís tenía esposa. Berenice, que nunca amó salvo demasiado, no se detuvo a revisar su entrega como animal en sacrificio. Pisa los treinta años anegada en amor. Una felicidad mal cuidada puede ser tan peligrosa como ventearse acalorado. Pisa los treinta y dos años con el pantano del desamor hasta el cuello. Un árbol mole de más de veinte metros vuelve a venírsele al piso, esta vez alcanzándola. Experiencias que terminan volviéndose tatuajes. La lógica del mundo conduce su vida sin que Berenice se ocupe de su lógica ni de su vida: está buscando trabajo. Irse no es igual que largarse. Se van quienes quieren pasear. Se largan quienes no quieren volver. Se larga con sus tres niños de vuelta a la cuidad de las películas que no se entienden muy bien. El hombre que no dice más de cinco palabras en toda la noche no la espera ni la recibe. La niña va a dar a casa de la tía Martha, el mayor a casa de una amiga, y el menor se viene con Berenice a una casa enorme y lujosa y lo ubica en el cuarto del niño Sebastián, lleno de juguetes fascinantes con olor a nuevo, mientras ella hace algo en la cocina, todos los días.

Ires y venires de la rutina, de casa en casa, de una cuidadora a otra, de golpes con la mano a golpes con la escoba, los niños se han convertido en adolescentes. A regañadientes van a colegios que varían cada que llegan a una casa nueva y ajena. Como solo puede visitarlos una vez por semana, abarcan toda la preocupación de Berenice. La suma de oficios y aflicciones y derrumbes hace que se le vean bien claras las marcas grises en el pelo. Se ensanchan las grietas por fuera y por dentro de la carne. El oficio empieza a devenirle en artritis. No le da ninguna importancia a la decisión de su hijo mayor de no volver a estudiar, tampoco al hecho de que su personalidad se convierta en un solo complejo de inferioridad porque en el colegio un perro lo persiguió y le mordió los tobillos durante el recreo. Bobadas, dice Berenice. La seguridad, el conocimiento, la autonomía, el carácter: bobadas, como bien se lo enseñaron desde niña. El hijo mayor se echará a la calle, huidizo y bruto, se ocupará en oficios a veces dentro de la ley, amurallado de rabia, pedregoso para conversar con alguien, incapaz de mirar a nadie a los ojos, adultez a rastras.

Testigo de la ingenuidad y el conformismo, la niña empieza a entrar en las brumas de la juventud. Acerca de su papel como mujer, tiene arrestos y dudas. Se pregunta en qué puede ayudarle la obediencia, y se responde que en nada. Se dedica a hacer lo que mejor le sale: no hacer caso. Quiere ser algo, cualquier cosa, pero otra cosa. Tiene ilusiones con el muchacho que hace dos meses sale con ella. Un día, el muchacho le hace un reclamo celotípico, ella no se perturba, él alza la voz y la mano, entonces a la niña, como del rayo, le sale la fiera en llamas y se echa como ariete a golpes en la cara del muchacho y le parte las muelas y se le caga en la madre. También se caga en su madre. Le sobreviene, como un rugido, el carácter que en adelante la va a acompañar. Su personalidad ya tiene método, un sello. Ya se convirtió en otra cosa. El alma no conoce de herencias.

Un día Berenice recibió una llamada de uno de sus hermanos para decirle que tenía que ir al pueblo a enterrar a la mamá. No quiere volver pero vuelve. El cáncer no había terminado de comerse a la anciana postrada a la que ninguno de sus otros hijos visitó. Fueron dos semanas de agonía, ese periodo en que la vida tira con todas sus fuerzas y la muerte también. Una celda imposible de ocupar o abandonar. La anciana recobra la conciencia por momentos, solo para encontrarse con la certeza terrible de estarse muriendo, sabe que el desplome es peor entre más lento, sabe que su hora será alguna de este día, sabe que son las dos de la tarde y a las cinco no va a estar en ninguna parte, sabe que en minutos llegará una tenaza de hierro frio y le arrancará la vida despacio, sabe que no tendrá cómo defenderse ni quién la ayude ni a dónde huir, entonces agarra fuerte la mano de Berenice, no puede hablarle más que con unos ojos que contagian un desespero que no se compara con nada conocido, como si quisiera descargar en ella el miedo terroso, cambiar de cuerpo, Berenice lo sabe y está dispuesta a dar su alma para ayudarla, pero esa impotencia es la marca de la soledad de todos los seres humanos. Berenice seguirá siendo, además, esta caída rotunda, esta terminación, un vacío que ya nunca dejará de ocuparla. Berenice está sola con un cadáver que empieza a enfriarse y de pronto piensa en el problema que será elegir la ropa con que la va a enterrar. Espera, derrumbada en el piso, la llegada de alguien que le diga qué hacer. Aferrada a las rejas del miedo, ese lugar que es todo límites, donde nunca deseó vivir y donde siempre vivió.

El hijo menor de Berenice crecerá inconforme, tempestuoso, arisco, insolente, al revés. Algo que no se suponía que fuera a resultar así. Sin familia ni hacienda ni nombre. Vivirá afuera de todo, como si el mundo no existiera, ¿qué puede salirle mal? Una búsqueda. Un recodo. Una torcedura que, a veces, disfrutará. Una huida, y otra y otra más, siempre con el cuello erguido de la gente fuerte. Vivirá sin saber cómo volver. Pero sabiendo que ese volver es prescindible. Vivirá sabiendo que se le ajusta mejor el largarse. No hará nada por abrirse paso en la vida, salvo tratar de zafarse un anzuelo clavado en el labio superior, uno de esos que salen únicamente arrancándose la carne.

En fin, cosas que a Berenice tienen sin cuidado.

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por JUAN PABLO PLATA

Mortara



Literatura expandida. Por Enrique Vila-Matas.
http://cultura.elpais.com/cultura/2017/05/15/actualidad/1494857844_582692.html



En su columna de prensa La literatura expandida Enrique Vila-Matas ha aceptado que la literatura se ha mezclado con otras disciplinas.

En efecto, la literatura se ha hibridado para ser literatura electrónica, digital, Mortara, mestiza, como usted prefiera decirle.

Ya antes Vila-Mata daba atisbos: 

``Hay que ir hacia una literatura acorde con el espíritu del tiempo, una literatura mixta, mestiza, donde los límites se confundan y la realidad pueda bailar en la frontera con lo ficticio, y el ritmo borre esa frontera. De un tiempo a esta parte, yo quiero ser extranjero siempre. De un tiempo a esta parte, creo que cada vez más la literatura trasciende las fronteras nacionales para hacer revelaciones profundas sobre la universalidad de la naturaleza humana.´´



Enrique Vila-Matas en el discurso de recepción del XII Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos obtenido por su novela El Viaje vertical.




Sobre Mortara, una propuesta que he hecho para un subgénero literario narrativo y llamar a estas creaciones. Ver:


http://mortarasubgenero.blogspot.com.co/


https://www.academia.edu/330940/Mortara_Metaliteratura_enfermedades_literarias_y_g%C3%A9nero_literario_en_tres_libros_de_Enrique_Vila-Matas 

https://www.academia.edu/772188/Mortara_a_proposal_for_a_new_literary_sub-genre_base_on_hypertext_and_electronic_literature


Colecciones o antologías de Mortaras:

Panorama de la literatura electrónica hispana. Revista Imán.


Literatura electrónica. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Literatura electrónica hispana. Entrada en Wikipedia.

Electronic Literature Organization


Electronic Literature Collection

Web de Scott Rettberg  http://retts.net/

Web de Leonardo Flores http://leonardoflores.net/

Rio Grande Review. Digital Edition – Online supplement of the Double Fall 2012- Spring 2013 Issues. Curated by Scott Rettberg, Leonardo Flores and Juan Pablo Plata.

(Imagen de arriba de DennisM2 en Flickr.com Neon-like lines Computer-generated image of glowing, neon-like curved lines on a black background)

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por CINE CINE-CORONICA Juan Soto TERRORISMO DE AUTOR

ATAQUE TERRORISTA EN EL PARQUE JUAN CARLOS I DE MADRID

La gran ilusión: Un día en el parque Juan Carlos I.



TERRORISMO DE AUTOR es un colectivo audiovisual anónimo-delirante nacido en 2012. Su actividad se desempeña fundamentalmente en Internet, aunque algunos de sus trabajos han podido verse en espacios como La Casa Encendida, CA2M Centro de Arte 2 de Mayo ("Picnic sessions"), CCCB Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona ("Pantalla CCCB: un mes, un artista"), MNCARS Museo Reina Sofía ("El lugar sin límites"), ARTIUM Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo ("Punk"), La Fábrica ("Talk Show"), CaixaForum ("No todo va a ser hablar") o Teatro Pradillo ("Valientes", "Ironías del aumento"), y participado en festivales y muestras de distintos ámbitos como ¿Y si dejamos de ser (artistas)? (Madrid), Doc Next Network / Radical Democracy, (Varsovia), La Situación (Cuenca), Alô alô mundo! (Rio de Janeiro), IBAFF (Murcia), inTACTO (Vitoria), OVNI (Barcelona) o Festival Internacional de Cine Lima Independiente.

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por ALBERTO BEJARANO AMÉRICA LATINA BOLAÑO BORGES CURSO LA GUERRA Y LA PAZ GABO ONETTI RULFO

CURSO DE LITERATURA : Guerra y Paz en la literatura latinoamericana

 CURSO DE LITERATURA : Guerra y Paz en la literatura latinoamericana

COSTO: $400,000
FECHAS
Junio: 2, 9, 16, 23, 30
Junio:  7, 14, 21

HORARIO
Viernes de 5:00 pm a 7:00 p.m.

DURACIÓN
8 semanas, 1 sesión de dos horas por semana (16 horas)
Se propone un recorrido por obras de cinco escritores latinoamericanos que nos permiten comprender la historia de la región y sus sucesivos ciclos de guerra y paz. Cada sesión desarrolla una presentación magistral de los autores, los textos y los contextos (con apoyos audiovisuales) que promuevan la discusión colectiva y las miradas singulares de cada lector.

OBRAS A ESTUDIAR
– Rulfo – El llano en llamas
– Onetti – El Artillero
– Borges – El Aleph
– García Márquez – El Otoño del Patriarca
– Bolaño – Estrella Distante

SOBRE ALBERTO BEJARANO
Doctor en filosofía y estética de la Universidad París 8. Profesor de literatura en universidades. Investigador en literatura en el Instituto Caro y Cuervo. Tiene dos libros de cuentos: Y la jaula se ha vuelto pájaro y Litches de Madagascar.

DIRIGIDO A
Estudiantes y público en general.

CUPO
20 personas

DESCUENTO
10% descuento para estudiantes
10% descuento por pronto pago hasta el 15 de mayo con cupón desc-pp-30 
*descuentos pronto pago y estudiante no acumulables


Inscripciones: http://www.talleresliebrelunar.com/wp/producto/cursodeliteratura/

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por Keren Marín

Tras las arenas del tiempo: Kaili Blues

Un reloj dibujado en la pared da cuenta del tiempo. Las manecillas, hechas de luz y de sombras, se mueven frenéticamente dentro de la circunferencia. Afuera un hombre sueña con su pasado mientras un tren cruza la habitación e irrumpe en su silencio. Esta atmósfera, creada por el cineasta chino Gan Bi en Kaili Blues, es el inicio de un viaje donde la temporalidad y el espacio se desdibujan a través de los sueños y la poesía.

La historia retrata la búsqueda de Chen: médico, poeta y ex-convicto quien trata de encontrar a su sobrino Weiwei, el cual fue vendido por su hermano al líder de una pandilla apodado Monk. Durante su travesía recorremos la provincia de Guizhou y contemplamos en medio de sus estrechas montañas, el ritmo cotidiano de lugares como Kaili. La visión de Gan Bi se aleja de las ciudades para revelarnos el carácter apacible y mitológico de la China rural. Solo a través de sus paisajes y el rumor de sus ríos experimentamos el momento único en el cual pasado, presente y futuro confluyen simultáneamente.

La vida de Chen se nos revela a través de fragmentos. Detrás de esta forma narrativa están las enseñanzas del sutra del diamante -cuyas sentencias aparecen al inicio del filme- sobre la no permanencia: todo es por esencia fugaz y se dirige irremediablemente hacia el fin. El todo es ahora, pues la idea del pasado no puede retenerse, la idea del futuro no puede asirse y la idea del presente no puede detenerse. La vida en este sentido no es más que fugacidad. No hay totalidad alguna que narrar, solo pensamientos aislados que invocan la poesía.

Esta superposición de tiempos es representada de manera magistral por Gan Bi. A través de un plano secuencia de 40 minutos, vamos descubriendo la travesía de Chen en un pueblo llamado Dang Mai. Allí lo onírico recobra su fuerza: Chen emprende la búsqueda de Weiwei y en su camino se reencuentra con seres que habían sido arrastrados por la muerte, con el yo futuro de sus amados, con las imágenes de aquello que fue, es y será. En esta especie de iniciación, Chen descubre que no está encadenado al tiempo ni al espacio y por ende no sufre con estas apariciones súbitas. Comprende, o parece hacerlo, el principio de la no permanencia: hay que seguir la corriente, dejarnos llevar por el cauce del río y enfrentar, aún con el dolor que ello conlleva, la finitud de aquello que amamos.

A través de Kaili Blues nos acercamos a lo transitorio y sus representaciones: la música que se pierde entre el silencio, los recuerdos olvidados entre los cajones, los viajes nunca realizados. Todo es un elogio a lo fugaz y sus instantes: el amor, la vida, la redención. Al final nos preguntamos si realmente el tiempo existe, o si por el contrario hemos despertado de un eterno ensueño. La búsqueda de Chen deviene a ser nuestra propia travesía. Las imágenes quedan grabadas en la memoria y el reloj pintando en la pared empieza de nuevo su marcha entre las sombras de la noche.

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por JUAN PABLO PLATA

Crítica sobre la crítica



La crítica casi siempre es inferior a la obra, pero no por esto debe sumisión.


La crítica literaria en Colombia –juicio e interpretación de las obras– ha estado marcada por la benevolencia. Porque las cuentas que muchos hacen pasan por juzgar que si el cubrimiento de asuntos culturales en medios es poco y la producción cultural nacional es también mínima y recibe también un apoyo privado y estatal pequeño, con booms o auges de poca duración, entonces no se debe hacer crítica, ni señalar errores porque es lo único que informamos y lo poco que hay en el país: «¿Cómo vamos a hacer crítica? Ensalcemos mejor, así sea de mala factura y resultado», dicen. No vaya a ser que dañemos con esto también nuestra imagen en el exterior y disminuyamos los bajos índices de lectura local.

Hacer lo contrario – hacer verdadera crítica (Sociocrítica, comparativa, amplia, breve, entre otras) – con la literatura y demás manifestaciones artísticas, nos permitiría no creernos los mejores ni los peores, como ocurre con las gestas deportivas en que elevamos hacia alturas de símbolos patrios a un conjunto de jugadores. Pero si pierden son nuestra mayor vergüenza e incluso asesinamos porque un jugador ha anotado en su propia portería en un mundial de fútbol. 
La benevolencia en la crítica no educa el gusto, al contrario, deja a los lectores indefensos ante la seducción publicitaria o ante una información sin estimaciones acerca de la más o menos justa valía de las obras. La crítica literaria se hace cuando se crea un programa de estudios literarios, cuando alguien organiza una biblioteca pública o privada como bien lo decía Jorge Luis Borges; cuando llenamos con apuntes una libreta que acompaña nuestras lecturas o respondemos a una entrevista. Al pasar el voz a voz de un libro con nuestra subjetiva opinión y experiencia también hacemos crítica. No sólo cuando se escribe para un medio periodístico o para la academia se hace crítica. El registro escrito más temprano de crítica en la civilización occidental a obras literarias está en la Poética de Aristóteles. La crítica del momento en Colombia sabemos quiénes la hacen(ían) y cómo: con benevolencia y lambisconería o mera glosa; paráfrasis. Contadas algunas excepciones: Luis Fernando Afanador, crítico del Grupo Semana, a ratos ajusticia o encumbra con clarividencia a libros y autores, junto a otros pocos comentaristas aguerridos en Revista Arcadia y en otras publicaciones del mismo grupo periodístico. Igual hacía Juan David Correa en su columna de opinión en El Espectador y lo secundaba, cuando no habla de otras cosas, el escritor Juan Gabriel Vásquez. En revista Número y en El Malpensante se daban dos fenómenos con la crítica de libros: en la primera se reseñaban libros editados en español en cualquier lugar con una responsabilidad azarosa, por escritores, lectores y críticos externos al cuerpo editorial de la publicación. Muy parecido el asunto a como es la crítica hecha todavía en el Boletín Bibliográfico y Cultural del Banco de la República de Colombia. En El Malpensante casi siempre se reseñaba para dar palo y de ciertos años a esta parte sólo reseñaban novedades colombianas. Esto hay que celebrarlo viniendo de una revista marcianísima, hecha para lectores de Marte como la definió Harold Alvarado Tenorio. (Hellor(d))

Me gusta mucho el trabajo de crítica literaria de: Ángel Castaño Guzmán, Alfonso Carvajal (En diario El Tiempo), Jaime Alejandro Rodríguez (Autor literario. El que más sabe en Colombia de literatura digital, electrónica o Mortara. Como usted prefiera decirle), Rigoberto Gil Montoya (Autor literario fino, crítico y profesor de la Universidad Tecnológica de Pereira), Julio César Londoño, Luz Mary Giraldo (Con todo y su plagio en el pasado), Alejandro Torres Ocampo (El mejor librero de Colombia. Dueño de la librería Árbol de Tinta. Carrera 8a # 15-94. Bogotá. Ver blog www.arboldetintalibros.wordpress.com) y Diana Paola Guzmán (Colombianista insigne). 
Mención aparte merecen las profesoras de la Facultad de Artes y Humanidades - Estudios Literarios de la Universidad de los Andes de Bogotá. Usted debe leerlas para conocer textos especializados en la mujer: en el feminismo teórico y crítico.

Ahora bien, hay muchas revistas como Léase a plena noche, la querida Corónica, Sombra larga, Revista Artificios, Tras la cola de la rata y las publicaciones académicas (Cuadernos de Literatura de la Javeriana Revista Universidad de Antioquia Perífrasis) donde el que busque encontrará crítica y no precisamente benevolente o predecible. 

Coda.

Por José Castellanos. (Para mi gusto, un texto clave contra el feble Notas sobre la hospitalidad y la crítica de la tallerista Carolina Sanín Paz del libro La crítica. Artes, medios y tendencias. Universidad de los Andes. Bogotá)

(Foto arriba de Juan Pablo Plata. Copyright. 2017)

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios

Por Sara Giraldo

Crónicas del Giro de Italia 2017





CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 1
Sorpresa en el Giro.

En la primera etapa del centenario del Giro de Italia la mesa estaba servida para que los sprinters se llevaran la atención al final del recorrido por la isla de Cerdeña. Los aficionados al deporte de las bielas teníamos presupuestada la victoria de Greipel (Lotto), o Ewan (Orica-Scott), y los colombianos, contábamos con el protagonismo de Fernando Gaviria (Quick-Step Floors).

La jornada presentó un fuga prematura a 175km de meta  que se prolongó hasta los últimos 3km. Una empresa complicada, ya que el recorrido total de la etapa era de 206km. Los de la vanguardia se llevaron todas las metas volantes y los premios de montaña. Se destacó Teklahaimanot (Dimension Data), de Eritrea, que se llevó los sprints intermedios y Benedetti (Bora-Hansgrohe) que con los puntos de montaña terminó hoy con la maglia azzurra.

Los paisajes costeros, el mar tornasol y la tranquila cadencia del pelotón, así como el caos que se formó en la última curva antes de la llegada, sirvieron como marco para que el joven austriaco del Bora-Hansgrohe, Lukas Pöstlberger, que debutaba en el Giro y en grandes vueltas, se llevara su primera victoria como profesional al atacar de manera imprevista en el último kilómetro y llevarse la maglia rosa prácticamente en solitario.

La general quedó de la siguiente manera: 1. Lukas Pöstlberger, 2. Caleb Ewan a 4”; 3. Andre Greipel a 6”; 4. Pavel Brut a 8”; 5. Giacomo Nizzolo a 10”. Con el plus de que el equipo Bora-Hansgrohe se llevó la etapa y dos camisetas.


Nota: Antes de iniciar la etapa se dio la terrible noticia de que dos ciclistas italianos, identificados como Stefano Pirazzi y Nicola Ruffani del equipo Bardani-CSF, resultaron positivo en la prueba de dopaje y fueron retirados de la carrera. Una desgracia que los locales empañen el centenario de su carrera y atropellen este gran deporte. 



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 2
Inmenso Greipel.

La jornada de hoy planteaba 221km llenos de columpios, muy al estilo de las Clásicas, con ausencias de planos prologandos. No obstante, al no ser ascensos pronunciados se esperaba que los velocistas definieran la etapa, por lo menos si lograban pasar el puerto de segunda categoría que estaba propuesto.

Así fue, los sprinters lograron cruzarla montaña y construyeron bien  sus trenes de lanzamiento -a diferencia de lo desordenados que estuvieron ayer-, hoy no querían sorpresas, por ello André Greipel se llevó de manera contundente, en medio de una exhibición de talento y veteranía, la definición. Fernando Gaviria, por su parte, estuvo disputando en los últimos metros, pero no pudo mantener la rueda del alemán del Lotto.

La meta fue cruzada en este orden: 1. Greipel (Lotto); 2. Ferrari (UAE Emirates); 3. Jasper Stuyven (Trek Segafredo); 4. Fernando Gaviria (Quick-Step Floors); 5. Kristian Sbaragli (Dimension Data). Todos ellos con el mismo tiempo.

En razón a lo anterior, André Greipel se viste de rosa, además que suma su séptima victoria en la Corsa Rosa, y le arrebata la ilusión al joven Lukas Pöstlberger que no pudo mantenerla, a pesar del esfuerzo de su equipo y el suyo personal en la definición de hoy.


Finalmente, la clasificación general queda así: 1. Greipel; 2. Pöstlberger a 4”; 3. Ewan a 8”; 4. Ferrari a 8”; 5. Stuyven a 10”; 6. Bruta 12”; 7. Sbaragli a 14”; 8. Gibbons a 14”; 9. Gaviria a 14”; 10. Battaglin a 14”. 





CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 3
Fernando Gaviria.
Genialidad y fortuna.

El pelotón se trasladó desde Tortoli a Caglari, dentro de la isla de Cerdeña. La jornada parecía tranquila, servida para los velocistas, sin embargo, permanecía latente, por ser un lugar costero, la amenaza de los vientos.

Una vez capturada la fuga a 26km de meta, el pelotón comenzó a compactarse para proyectar los trenes de lanzamiento de los sprinters. Ya el viento empezaba a pegar en contra de los ciclistas, situación que el grupo pudo mantener de forma aceptable sin perder muchas unidades –recordemos que de cara a los vientos entre más robusto sea el pelotón mejor resulta la resistencia-.

Una vez empezaron a tomar forma los trenes y se vio intranquila la carrera, el trazado planteaba una glorieta que los hizo girar y consecuencia de ello, el viento empezó a golpear de costado. Los vientos laterales son los que realmente fragmentan los pelotones. Bob Jungels, líder del Quick Step-Floors, leyó correctamente la situación y se lanzó a la vanguardia, su equipo respondió, logrando así, aprovechar los vientos para materializar un amplia separación del grupo principal.

 Este afortunado movimiento del luxemburgués, permitió que los grandes sprinters se mantuvieran al margen y que su compañero de equipo, el colombiano Fernando Gaviria, pudiera lucirse en el remate. Es de resaltar también el trabajo del argentino Maxi Richeze que neutralizó un ataque en los últimos metros, lo que permitió que Gaviria llegara con holgura a la meta. Lo de hoy fue, a todas luces, un excelente trabajo de equipo.

El Quick Step-Floors terminó la jornada con la maglia rosa, la victoria de etapa y la clasificación de los jóvenes, todas en cabeza del paisa. Claro que también mostró su carta para la clasificación general con un Jungels que luce una forma increíble a sus 24 años y que con sus habilidades en la montaña, sumado a lo habilidoso que es en la contrarreloj, consolidan un ciclista serio para las aspiraciones finales en el Giro de Italia 2017.

La clasificación genral quedó así: 1. Fernando Gaviria; 2. Andre Geripel (Lotto) a 9”; 3. Postlberger (Bora-Hansgrohe) a 13”; 4. Bob Jungels (Quick Step-Floors) a 13”; 5. Siutsou (Bahrain Merida).  

Mañana tendremos jornada de descanso para que los corredores se trasladen a la tierra continental italiana. Espacio que deberían aprovechar para reponer energías y organizar las estrategias, pues el martes se enfrentarán a 180Km con un premio de montaña de segunda categoría y llegada en el alto del volcán Etna, premio de primera, que termina a una altura de 1892 msnm. Para cerrar, un dato no menor, este territorio es el hogar del squalo de Mesina, Vincenzo Nibali.






CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 4
El volcán, conquista en solitario.

El hermoso ascenso que planteaba la jornada de hoy prometía espectáculo. Así fue, la primera llegada en alto del Giro 2017 nos mantuvo a la expectativa desde su inicio. La escalada la iniciaron los dos fugados, Jan Polac (UAE Emirates) y Paolo Tiralongo (Astana), sin embargo, el italiano no pudo mantener el ritmo y fue neutralizado a los pocos kilómetros, mientras que el esloveno trabajaba por su empresa de continuar en la vanguardia.

Durante la subida, Landa uno de los líderes del Sky sufrió un pinchazo, por fortuna para el español, Sebastián Henao estuvo de manera oportuna para socorrerlo y no permitir que se viera más afectado, al pasarle su bicicleta inmediatamente. Por otro lado, el pelotón en el que pedaleaban los demás favoritos se encontraba persiguiendo a Pierre Rolland (Cannondale) que pretendía, como es su costumbre, lucirse en solitario para poder llevarse la primera etapa para su equipo en lo que va de carrera.

Una vez fue cazado el francés, los favoritos empezaron a mostrar sus cartas. Primero fue Quintana que se separó un poco del pelotón para analizar cómo venían ubicados sus rivales, luego, siguió Nibali que envió al frente una de sus fichas, sin embargo, la respuesta del Movistar fue oportuna y gracias a las piernas del gran Winner Anacona el ataque no prosperó. Consecuencia de ello, le tocó al propio Vincenzo lanzar la estocada para llevarse la etapa que se adelantaba en su localidad natal. Lastimosamente, para el líder del Bahrain-Merida, no pudo separarse de los favoritos y coronarse en el volcán.

El último movimiento lo protagonizaron tres de los llamados a mover la carrera, a saber: Geraint Thomas (Sky), Thibaut Pinot (FDJ) e Ilnur Zakarin (Katusha). De ellos, únicamente el ruso pudo sacar una luz respecto del grupo, aunque no fue suficiente para alcanzar a Polac, que finalmente venció en el Etna en una escalada casi en solitario, y debió conformarse con la bonificación del segundo lugar.

La maglia rosa la llevará mañana Bob Jungels (Quick-Step Floors), que de los favoritos fue el más beneficiado con la etapa de vientos del domingo y por ello tenía mayor diferencia. Lo sigue Thomas a 6”; 3. Adam Yates a 10”; 4. Vincenzo Nibali a 10”; 5. Domenico Pozzovivo (Ag2r) a 10”; 6. Nairo Quintana a 10”; 7. Tom Dumolin (Sunweb) a 10”; 8. Bauke Mollema (Trek) a 10”; 9. Mikel Landa a 10”; 10. Thibaut Pinto a 10”. Vemos entonces que la general ya empieza a tomar forma.




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 5
Grande Gaviria.

El único ascenso puntuable (cuarta categoría) de la jornada no fue más que un impase para los velocistas, que lograron pasarlo sin inconvenientes y llegar a lo llano con sus equipos y fuerzas a tope. El circuito callejero en Messina fue el escenario para capturar la fuga, exactamente en la señal de los 15 kilómetros finales, así como para servir la mesa para el espectáculo de la definición por velocidad.

Los equipos armaron con seriedad sus trenes de lanzamiento, sobre todo el Lotto, para Greipel y el Quick-Step Floors para Fernando Gaviria. El Orica, por su parte, no logró acomodarse adelante, lo que perjudicó al australiano Caleb Ewan, que hasta ahora no ha podido resaltar en el Giro.

Así, en el último kilómetro, se mostró la espectacular definición masiva que dejó como ganador indiscutido a Gaviria, que realmente pasó sobrado la línea final. Debemos valorar el rendimiento que ha tenido su equipo, la forma en que han construido sus lanzamientos y cómo lo ha acomodado el argentino Maximiliano Richeze. El trabajo ha dado frutos y por ello, la estrella colombiana de la velocidad se lleva su segunda etapa en el Giro 2017. El paisa además vestirá la camiseta morada –o ciclamino en italiano-, que portaba Greipel, que lo reconoce como el mejor de la clasificación por puntos.

Ahora bien, lo más alto de la clasificación general no sufrió ninguna modificación y el líder sigue siendo el coequipero de Gaviria, Bob Jungels. Para mañana, la carrera propone un trazado con un puerto de tercera categoría al inicio del recorrido y varios repechos que se extienden a lo largo de los 217km, para terminar en un leve ascenso que no debería presentar inconvenientes para poder considerar otra llegada masiva.

Nota: como dato curioso, se presentó una simpática situación en la primera vuelta dentro del circuito de Messina. Un corredor de Bahrain-Merida, creyó que había ganado la etapa y celebró con efusividad, cuando realmente faltaba recorrer todavía la mitad del circuito. Lo más probable es que el hecho protagonizado por Luka Pibernik encabece la lista del no top ten de esta semana. 




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 6
Protagonismo exclusivo de la fuga.

La jornada de hoy se adelantó con tranquilidad, por fortuna para todos los ciclistas. El recorrido no presentaba mayor dificultad en el ascenso, solo estaban contemplados un puerto de tercera y uno de cuarta categoría, con bastante distancia entre ellos. Claro que en los últimos 4km debían enfrentarse a un descenso lleno de curvas, con una exigencia técnica elevadísima.

Si bien el trazado permitía esperar una llegada masiva, la etapa finalmente fue disputada por dos de los protagonistas de la fuga, que estuvo a la vanguardia por más de 200km (el recorrido total era de 217km). Jasper Stuyven (Trek-Segafredo) y Silvan Dillier (BMC) lucieron su cara de póker en el último kilómetro, para cruzar la meta en una definición casi de fotofinish. Que dejó como vencedor al suizo, especialista en pruebas de pista, Dillier. El tercer lugar fue para Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe) que además se llevó la última bonificación del día.

En cuanto a la clasificación general, no hubo mayores modificaciones y quedó así: 1. Bob Jungels; 2. G. Thomas (Sky) a 6”; 3. A. Yates (Orica-Scott) a 10”; 4. V. Nibali (Bahrain-Merida) a 10”; 5. D. Pozzovivo (Ag2r) a 10”; 6. N. Quintana (Movistar) a 10”; 7. T. Dumolin (Sunweb) a 10”; 8. B. Mollema (Trek-Segafredo) a 10”; 9. T. Van Garderen (BMC) a 10”; 10. A. Amador (Movistar) a 10”.

Para terminar, tenemos para mañana la etapa 7 con recorrido de 224km en un terreno principalmente llano, aunque propone un puerto de cuarta categoría en la mitad del trazado. Será de las últimas oportunidades que tendrán los sprinters, que puedan llegar con piernas después del corto ascenso, de llevarse una victoria. Estará interesante la disputa entre Fernando Gaviria, Andre Greipel, que ya han ganado en esta edición, y Caleb Ewan que no ha podido protagonizar las definiciones por velocidad. 



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 7
Definición de I N F A R T O.

A falta de 15km de meta, los equipos principales mostraban todas sus fichas a la vanguardia, aún no para lanzar a los velocistas, sino para proteger a sus líderes. Movistar, Quick-Step Floors, Orica-Scott, Lotto y Bahrain-Merida lograron acomodar la mayoría de sus ciclistas para controlar el trayecto en que la carretera se puso estrecha.

Una vez se encontraban en el perímetro de la ciudad de Alberobelo, y en los últimos 3km, el Cannondale lanzó a un hombre, que pretendía sacar diferencias aprovechando un leve repecho. Parecía que sacaba luz y de alguna manera compensaba el corte de Pierre Rolland, sumamente desfavorable para los intereses de su equipo en la general. Sin embargo, el Sky no le concedió la licencia para el ataque y en cabeza del veterano Vasil Kiryienka lo volvieron a cobijar dentro del gran grupo.

En los últimos 2km los trenes de los sprinters no aparecieron, gregarios diseminados entre los pocos que llegaron a la última instancia no estaban en condiciones de proyectar a sus velocistas estrellas. Allí radicó la diferencia. Greipel se encontraba solo, Gaviria veía cómo Richeze no lograba acomodarse, mientras que Ewan se despedía de dos lanzadores que lo dejaron mejor ubicado. Cuando el australiano lanzó la estocada, Gaviria intentó recortar desde atrás la diferencia -eliminando de paso del escenario al alemán del Lotto- y se vio en los metros finales disputando la etapa con el del Orica y Sam Bennet (Bora-Hansgrohe) que había logrado posicionarse con anticipación.

La ubicación de los tres corredores al llegar a meta fue imposible de definir a simple vista. Todos lanzaron el llamado golpe de riñón y ninguno celebró. El fotofinish pudo aclarar la confusión, el australiano se llevó su primera etapa en un Giro de Italia. Logro bastante merecido para una de los nuevos sprinters del ciclismo mundial.

En cuanto a la general, no se presentó ningún cambio sustancial en la parte superior. Esperamos para mañana una etapa con dos puertos de montaña, el primero de segunda y el otro de cuarta categoría, así como una llegada inclinada. Posiblemente veamos que alguno de los favoritos se empiece a mostrar, como Dumolin o Thomas, para llevarse la bonificación de cara a la primera etapa de montaña que se programa para el domingo. 



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 8
Terminó el preámbulo.

Una fuga que se constituyó desde el kilómetro 48 logró llevar a buen puerto su empresa  para definir la etapa entre sus integrantes. Dos españoles y dos italianos, todos de escuadras diferentes, fueron los llamados a luchar por la gloria en el poblado de Peschici. Los últimos metros eran hostiles, estrechos, curveados e inclinados. La carretera ofrecía resistencia. El primer damnificado fue Valerio Conti (UAE Team Emirates) que tras la ilusión de vestir la rosa hoy terminó cayéndose en una curva a 1,5km de la llegada. Los tres que quedaban en la punta se enfrentaron al repecho final. En el último kilómetro Gorka Izaguirre (Movistar) aceleró a fondo cuando la rampa alcanzó el 12%, lo que le bastó para dejar a Visconti (Barhain-Merida) y a Luis León Sánchez (Astana) por fuera de consideración y así se echó al bolsillo la primera etapa para el equipo telefónico en este Giro.

Mientras, en el pelotón de los favoritos ya empezamos a ver acción. El Sky quiso dar un golpe de autoridad y a falta de 9km decidió lanzar a Mikel Landa, que por un momento alcanzó a mantener una diferencia sobre el grupo. De no ser por el esfuerzo conjunto del Quick-Step Floors, el Lotto Jumbo y el FDJ, posiblemente el español hubiera podido mover un poco la general. Si bien no fue una jugada trascendental, nos mostró que aunque el conjunto británico parece volar bajo, tiene sus cartas bajo la manga y entre Landa y Thomas pretenden ponerle picante a la Corsa Rosa.

La clasificación general se mantiene así: 1. Bob Jungels (Quick-Step) 38h 21' 18"; 2. Thomas Geraint (Sky) a 6"; 3. Adam Yates (Orica) a 10"; 4. Vincenzo Nibali (Bahrain) m.t.; 5. Domenico Pozzovivo (AG2R) m.t; 6. Tom Dumoulin (HSunweb) m.t.; 7. Nairo Quintana (Movistar) m.t.; 8. Bauke Mollema (Trek) m.t.; 9. Tejay Van Garderen (BMC) m.t.: 10. Andrey Amador (Movistar) m.t.


Mañana, la etapa cuenta con un recorrido de 149km, con unos columpios que no presumen dificultad para el pelotón. Pero en el ascenso del kilómetro 123 empezará el grupo a seleccionarse. Sin embargo, lo más difícil se encuentra 12km más adelante, cuando nos encontremos a pie de cuesta del famoso Blockhause, una cima de 14km con rampas de hasta el 14% y un promedio total del 7,5%.  Lo más probable es que veamos a los gallos moverse, sobre todo a aquellos que nos les beneficia la primera contrarreloj individual –que está programada para el martes, después de la jornada de descanso – y quieran salir bien librados con alguna diferencia favorable. 




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 9
Revolución BLOCKHAUS.

Este domingo era el día en que se iban a acomodar las fichas de manera seria para la clasificación general. Después de la primera semana, un poco descafeinada en cuanto a la acción de los favoritos, la novena jornada abría el portón para la cantidad desaforada de montaña y sea dicho de paso, de contrarreloj que se viene en la Corsa Rosa. Situación que ponía la mesa para que los candidatos al título comenzaran a mover la carrera.

El ascenso al Blockhaus fue el escenario para que los ciclistas comenzaran a pagar el precio por practicar el deporte más duro del mundo. La montaña en su máxima expresión –un puerto de categoría especial- y el calor, configuraron la combinación perfecta para que los corredores vieran mermadas sus fuerzas, llevaran el esfuerzo y el cuerpo al límite.

El Movistar se puso la camiseta y asumió la responsabilidad de conducir al pelotón. Presionaron a ritmo vertiginoso, con el objetivo de desgastar la mayor cantidad posible de gregarios de los rivales de Quintana. Veíamos, a pie de cuesta, que el grupo venía bastante estirado, lo que quiere decir que el trabajo del equipo español estaba dando frutos.
Lastimosamente, el primer favorito en quedar excluido de la definición fue el capitán del Sky, Geraint Thomas, que se vio afectado prematuramente (a 17km de meta, en el inicio del puerto) a causa de una aparatosa caída. Responsabilidad exclusiva de la organización de la carrera, ya que una de las motos que acompaña al pelotón se detuvo, sin salir de la vía, inexplicablemente, produciendo una colisión masiva. El equipo británico, quedó por fuera de consideración para disputar este Giro, ya que Mikel Landa, su segunda ficha, también fue víctima del suceso.

Mientras el caos sucedía en la retaguardia del pelotón, al frente el Movistar, ya lanzado, seguía apretando a sus rivales, que se desprendían por montones, metro a metro. Winner Anacona tomó la cabeza e hizo un trabajo extraordinario, seleccionado el grupo a contadas unidades. En un momento vulnerable, Nairo leyó la situación y lanzó su ataque. Nibali y Pinot fueron los únicos en responder las constantes estocadas del colombiano. Finalmente, el de Boyacá hizo luz y emprendió una escalada épica.

Quintana, en su empresa por ganar la etapa a la vez de sumar diferencia y bonificar en el cronómetro, lució una forma sensacional. Subió tranquilo y a excelente ritmo. Su equipo, por otro lado, se consolida como el más fuerte de los que participan en esta edición centenario del Giro. Nairo se llevó así la etapa del Blockhause¸ cima en que un tal Eddy Merckx ganó su primera etapa en grandes vueltas, sumando además la segunda victoria para su equipo y vestirse de rosa.

Mañana tomará lugar la segunda jornada de descanso con la tabla de la clasificación general así:
1. Nairo Quintana
2. Thibaut Pinot (FDJ) a 28”.
3. Tom Dumlin (Sunweb) a 30”.
4. Bauke Mollema (Treck-Segafredo) a 51”.
5. Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) a 1’10”.
6. Domenico Pozzovivo (Ag2r La Mondiale) a 1´28”.
7. Ilnur Zakarin (Katusha) a 2´28”.
8. Davide Formolo (Cannondale Drapac) a 2´45”.
9. Andrey Amador (Movistar) a 2´53”.
10. Steven Kruijswijk (Loto Jumbo) 3´06”.


Para el martes nos espera la primera prueba contrarreloj, con un trazado accidentado de 38,9 km. Seguramente veremos grandes exhibiciones de los especialistas como Dumolin y Kiryienka, y de otros que se destacan como Mollema o Nibali.



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 10
El efecto mariposa.

Tom Dumolin, el holandés del Sunweb y tal vez el mejor contrarrelojista de la actualidad, se comió vivos los 39,8km de crono que planteaba la décima etapa del Giro 2017. En una exhibición exuberante de técnica y potencia, rompió el cronómetro en cada uno de los puntos de control. Así, el prodigio de esta modalidad, castigó con 49” de diferencia sobre el segundo en la etapa, que fue Geraint Thomas (Sky). Una barbaridad.

Por su parte, todos los demás favoritos, por más buenas pruebas que hubieran realizado, después de lo de Dumolin, parecieron esfuerzos insípidos. Cada uno de los líderes perdió una cantidad considerable de tiempo, respecto del que ahora porta la maglia rosa. De quienes se encontraban en el top ten hasta el inicio de la jornada, resultaron menos afectados Bob Jungels (Quick-Step Floors) con una diferencia de 56”, y Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida), que perdió 2’07”. Quintana (Movistar), cedió más de 4” por kilómetro respecto de lo marcado por el holandés, lo que le sumó un total de 2’52”.

En este orden de ideas, la clasificación general queda así:
1. T. Dumoulin (SUN) 42h57’16"
2. N. Quintana (MOV) +2'23''
3. B. Mollema (TFS) +2'38"
4. Thibaut Pinot (FDJ) +2'40''
5. Vincenzo Nibali (TBM) +2'47''
6. B. Jungels (QST) +3'56”
7. D. Pozzovivo (ALM) 4'05''
8. I. Zakarin (KAT) 4'17''
9. Andrey Amador (MOV) +4'39"
10. S. Kruijswik (TLJ) +5'19''

Ahora bien, el panorama del Giro es el siguiente, Dumolin es líder, con una diferencia sustancial sobre los demás favoritos. Es claro que el holandés lució una buena forma en el ascenso al Blockhaus, sin embargo, recordemos que era una etapa unipuerto. De ahí que, no sabemos cómo pueda afrontar los días de alta montaña que se vienen, en los que, por supuesto, habrá más de un pico por escalar. Situación que favorece claramente a Nibali, a Quintana y a Pinot. Es importante analizar además las cualidades de la escuadra del Sunbew, es decir, qué tanto puedan ayudar Tom en los momentos de necesidad cuando el terreno se incline. Problema que no sufre el Movistar, mientras que el Bahrain-Merida, parece presentar falencias en ese terreno, así como el Quick-Step Floors y el FDJ.



En conclusión, este Giro está lejos de ser sentenciado. La tercera semana es sumamente exigente, entre los excesivos ascensos y las diferencias de altura, a lo que le debemos sumar los kilómetros acumulados hasta allí, plantean un panorama incierto de cara a la definición de la carrera. Lo que sí es seguro es que Dumolin defenderá a capa y espada su camiseta, mientras que sus rivales harán hasta lo imposible por hacerlo sufrir en la montaña para lograr marcar la máxima diferencia, pues en la última etapa de la competencia, está programada otra contrarreloj de 30km, completamente plana -con los últimos metros en pavé-. Razón por la cual, todos querrán tener al holandés lo más alejado posible de su posición.




CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 12
El lanzador perfecto.

Dos puertos de montaña cruzados sin esfuerzo, una fuga absolutamente controlada, el pelotón sin sobresaltos, la clasificación general permanece intacta en la parte alta. Una etapa en la que no hay mucho que resaltar, a excepción de la INCREÍBLE, EXUBERANTE, IMPRESIONANTE, SOBRESALIENTE, EXTRAODINARIA, SOBERBIA actuación del argentino Maximiliano Richeze.

El último lanzador del tren del Quick-Step Floors, llamado a acomodar y proteger los veloces intereses de Fernando Gaviria, pinchó cuando los demás trenes ya estaban lanzados. Parecía que el sprinter colombiano más grande de todos los tiempos perdía su principal ficha. La victoria de etapa, y la camiseta ciclamino, por demás, se veían en riesgo. Sin embargo, ‘el atómico’ sacó fuerzas y velocidad, volvió al grupo, se puso al frente y dejó al líder de la clasificación por puntos en la ubicación ideal para que éste rematara y así, se pudiera llevar su tercera etapa en el centenario del Giro. Como si no fuera suficiente, le quedó gasolina en el tanque para cruzar en quinto lugar. Una exhibición fuera de este mundo la del nacido en Bella Vista.

Esta dupla latinoamericana, ha causado sensación en los finales de etapa para velocistas. Sin duda, el trabajo del argentino ha sido fundamental para la causa de Gaviria. A excepción de una etapa, Richeze ha realizado un trabajo impecable y se ha encargado de dejar en la mejor posición a su compañero. Por ello, el equipo belga suma ya tres victorias en esta especialidad y conserva la maglia ciclamino. Para Colombia, por su parte, es la cuarta victoria en la Corsa Rosa, lo que quiere decir, que la presente edición del Giro es histórica, ya que nunca habíamos cosechado más victorias parciales en una gran vuelta.

Ahora bien, la clasificación de la maglia rosa permanece así:
1. Tom Dumoulin (Sunweb) 52h41’08"
2. Nairo Quintana (Movistar) +2'23''
3. Bauke Mollema (Treak-Segafredo) +2'38"
4. Thibaut Pinot (FDJ) +2'40''
5. Vincenzo Nibali (Bahrain-Mérida) +2'47''
6. Andrey Amador (Movistar) +3'05"
7. Bob Jungels (Quick-Step) +3'56”
8. Tanel Kangert (Astana) +3'59''
9. Domenico Pozzovivo (Ag2r) 4'05''
10. Ilnur Zakarin (Katusha) +4'17''

Finalmente, mañana se correrán 167km en una etapa absolutamente plana desde la ciudad de Reggio Emilia hasta Tortona. Esperamos entonces otra definición masiva al sprint, y si no se presentan adversas condiciones climáticas -vientos o lluvia-, podríamos hablar de una etapa de poco desgaste para el pelotón.



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 13
Gracias por la velocidad.

Aunque apreciar las grandes etapas de alta montaña, esas que trascienden, que se vuelven hitos, que crean leyendas, que constituyen ídolos, es sin duda alguna lo más maravilloso del ciclismo, el vértigo y la emoción de las definiciones por velocidad es igual de apasionante y fascinante. Las llegadas masivas al sprint nos llevan al delirio en pocos segundos, en pocos metros. La construcción de los trenes, el orden de los lanzadores, la lucha hombro a hombro por un espacio, por una línea, ubicar la rueda buena y finalmente, agotar hasta la última gota de energía para pasar primero –por centímetros- es APASIONANTE, sí, con cada una de las letras en mayúscula.

Los colombianos no habíamos podido celebrar a este nivel en las piernas de un compatriota. Fernando Gaviria, ha sido el primero en consolidarse con autoridad indiscutible en esta especialidad. Lo del Giro de Italia 2017 no es ninguna casualidad, no es un golpe de suerte. El líder del Quick-Step Floor, saltó de la pista a la ruta y desde ese momento no ha parado de ganar. La de hoy es la victoria número 21 para el palmarés de carretera del paisa.

Quien viste la maglia ciclamino se ubica en lo más alto de los velocistas de la actualidad. No se sorprendan, además, si más adelante sigue luchando por las clasificaciones por puntos en las grandes vueltas (que se prepare Peter Sagan, porque este colombiano se perfila como una amenaza para su dominio verde en el Tour de Francia).

Ahora bien, una vez finalizada esta etapa 13, no vemos movimientos en la parte alta de la clasificación general. Sí es de resaltar el lamentable abandono de Geraint Thomas (Sky), que no pudo encontrar buenas sensaciones después del accidente que sufrió en la jornada novena y que lo dejó con una rodilla bastante lastimada. Así pues, el que era líder del equipo británico se va a casa para recuperarse de su lesión y ponerse en forma para ofrecer sus envidiables servicios a Christopher Froome en el Tour.


Para mañana, tenemos un trazado unipuerto de 131km, con llegada en el alto del Oropa, que es de primera categoría y cuenta con un promedio del 7,5%. Veremos, tal vez, movimientos de los escaladores como Quintana o Nibali, que tratarán de descontarle segundos a Dumolin, mientras que la maglia rosa tendrá que mantenerse firme y llevar su ritmo para proteger la ventaja considerable que tiene sobre sus rivales.





CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 14
Lluvia de tulipanes, Dumolin más líder que nunca.

Por primera vez en la historia del Giro de Italia, una etapa salía de Castellania. Un sitiode suma importancia para el ciclismo. Dicha localidad, es el lugar de nacimiento del grandísimo Fausto Coppi, pentacampeón de la Corsa Rosa y dos veces vencedor del Tour de Francia. Con 122 títulos profesiones en su palmarés, fue campeón del mundo de ruta en 1953 y estableció el récord de la hora en 1942, es sin duda uno de los mejores en el deporte pedal de todos los tiempos.

Con este marco, el pelotón enfrentaba una etapa corta, pero no sencilla. La presencia de un puerto fuera de categoría en el final de la jornada, prometía movimientos de los llamados a protagonizar la clasificación general, así como la exhibición de fuerzas de los escaladores. Como lo hizo Marco Pantani en 1991. El ascenso a Oropa, ha sido en varias ocasiones un trayecto determinante para la definición del Giro.

Una fuga bastante controlada, cuyo principal atractivo fue la participación del colombiano Martínez (Wilier) en la misma y que fue capturada, por más que se esforzaron en mantener la distancia, en el kilómetro 17,5 antes de la meta. El pelotón adelantó las transiciones vertiginosamente, todos los equipos se relevaron en la vanguardia del pelotón, que avanzó como si buscaran escapar del fin del mundo. Lo que no tenían en los planes era que el fin, estaba adelante.
En el momento en que se inclinó el terreno, comenzaron los fuegos artificiales. Movistar procuró por controlar los primeros metros del puerto, pero los gregarios a los servicios de Quintana no lograron contener los ataques constantes de todos los líderes. Igor Anton, Zakarin y Pozzovivo hicieron lo propio, aunque sin lograr marcar diferencias definitivas. Fue el mismo tunjano quien lanzó el ataque que parecía definitivo. El único que logró contactar al colombiano fue Zakarin, con quien estableció una sociedad para marcar distancia de la maglia rosa. Sin embargo, Dumolin se lució como en sus mejores chispazos de la Vuelta a España 2015 y se llevó la victoria de etapa, la bonificación y la clasificación de la montaña.

El holandés consolidó, con autoridad indiscutible, la posesión de la maglia rosa. Por su parte, Quintana parece que lució su mejor forma, aunque hoy no le rindió suficiente para descontar, por el contrario, su distancia de la punta se acrecentó después de lo sucedido recientemente. Mientras que Nibali, parece que no logra conseguir buenas sensaciones y no carbura en su especialidad, la escalada.

Finalmente, la clasificación general quedó en estos términos:
1.- Tom Dumoulin: 59:31:17
2.- Nairo Quintana: 02:47
3.- Thibaut Pinot: 03:25
4.- Vincenzo Nibali: 03:40
5.- Ilnur Zakarin: 04:24
6.- Bauke Mollema : 4:32
7.- Tanel Kanger: 4:55
8.- Domenico Pozzovivo: 4:59
9.- Bob Jungels: 5:28
10.- Andrey Amador: 5:36

La etapa de mañana, se presenta con 199km y dos puertos de montaña, uno de segunda y el otro de tercera categoría. Esperemos qué sucede en este trazado que aparentemente no representa ningún peligro, pero que de cara a la jornada de descanso del lunes y la cantidad de montaña que propone la semana final de la carrera, puede ser un escenario interesante para hacer algún movimiento.


CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 15
Curvas peligrosas.

La tarde italiana aportó el calor, el trazado la dificultad y los ciclistas la emoción. El recorrido que nos transportó de Valdengo a Bergamo, a lo largo de 199km, fue tal vez es el más intranquilo de las quince jornadas que lleva el Giro. Los últimos dos descensos, curveados y supremamente técnicos, fueron el caldo de cultivo para las recurrentes caídas de los participantes.

Nairo Quintana fue el primero en besar el pavimento, al perder el control en una curva y terminar de bruces contra la baranda. Por fortuna para el que marcha segundo en la general, los golpes no lo castigaron mucho y logró volver al pelotón sin mayor dificultad. Claro que, una vez se avisó por el pinganillo que el tunjano había sufrido el impase, fue la mismísima maglia rosa la que se puso a la vanguardia del grupo mayoritario y ordenó frenar el avance, mientras es colombiano conectaba nuevamente. Gran gesto deportivo el de Dumolin, aspecto que por demás es inherente al ciclismo. Otros que sufrieron las dificultades del terreno fueron Tanel Kangert –que marchaba séptimo en la CG- y Davide Formolo. El estonio, del Astana, parece que resultó con el codo fracturado y tuvo que retirarse de la carrera.

Una vez el pelotón se acercó al último descenso, Vincenzo Nibali tomó la iniciativa y decidió lanzarse al ataque, pues sus cualidades pedaleando hacia abajo son absolutamente destacables. El italiano pensó que podía aprovechar el terreno para arañar algunos segundos. Sin embargo, Bob Jungles se interpuso entre el líder del Bahrain-Merida y su empresa al rebasarlo y continuar en punta. Este movimiento inesperado produjo como consecuencia una selección de los principales favoritos. Nibali, Yates, Quintana, Dumolin, Pinot, Pozzovivo, Zakarin y el mismo del Quick-Step Floors, terminaron formando un grupo reducido que llegó a disputarse la etapa al sprint. Definición bastante atípica, puesto que ninguno de los mencionados posee alguna cualidad especial en esta modalidad. Así pues, fue el luxemburgués quien se llevó la quinta victoria para el equipo belga, en el que también corre Fernando Gaviria.

Beneficiados entonces los favoritos en la jornada de hoy, pues aunque llegaron todos juntos, algunos lograron descontar por las bonificaciones en meta, como Jungles, Quintana –que fue segundo- y Pinot –que fue tercero-. También, vale mencionar la aparición de Kruijswkijk en el top ten, producto del retiro de Kangert. En este orden de ideas, la clasificación general quedó así:
1. Tom Dumoulin (Sunweb) 63h48'08"
2. Nairo Quintana (Movistar) a 2'41"
3. Thibaut Pinot (Francaise) a 3'21"
4. Vincenzo Nibali (Bahrain) a 3'40"
5. Ilnur Zakarin (Katusha) a 4'24"
6. Bauke Mollema (Trek) a 4'32"
7. Domenico Pozzovivo (AG2R) a 4'59"
8. Bob Jungels (Quick-Step) a 5'18"
9. Andrey Amador (Movistar) a 6'01"
10. Steven Kruijswijk (Lotto) a 7'03


Mañana tendremos la última jornada de descanso y regresaremos el martes con la etapa reina. Se subirán dos puertos míticos en la Corsa Rosa, el Mortirolo, de primera categoría; el Stelvio, la cima coppi, es decir, el puerto más alto que plantea la edición 2017 y clasificado como fuera de categoría; para finalizar con el Umbrailpass, de primera. Luego habrá un descenso extenso, varias curvas peligrosas de 90 grados antes de llegar a la meta.







CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 16
Jaws: el tiburón desciende de manera agresiva, el tulipán sufre una pesadilla.
Hoy han sucedido un cúmulo de situaciones que vale la pena analizar, en razón a ello, propondré el comentario de manera diferente.
El tulipán, con mariposas en el estómago.
Tom Dumolin amaneció delicado del estómago y aunque parecía que hasta el penúltimo descenso no presentaba inconvenientes mayores, su cuerpo no dio más y le tocó, en medio del camino, separarse para evacuar todo su malestar. Después de ello, aunque el grupo de líderes fue tímido y levantó el pie del acelerador un momento para darle respiro al holandés, la carrera no soportaba más la calma. Así, los favoritos comenzaron a trabajar para hacer sufrir aún más al dueño de la maglia rosa.
El del Sunweb, intentó, luchó contra viento y marea, contra su propio cuerpo, en una de las situaciones más incómodas en que alguien se pueda encontrar, para mantener el primer puesto en la general después de la etapa reina. Es increíble y supremamente remarcable lo que hizo. Después de toda su desgracia, no se entregó y sacó fuerzas quién sabe de dónde, para mantener la punta –claro que sus rivales ahora le respiran en el cuello-.
Después de la describir la gesta desmedida del holandés, quisiera detenerme un momento para exponer las repercusiones que tendrá para él esta situación. En primer lugar, cuando una persona tiene diarrea pierde agua y electrolitos, éstos últimos son los que permiten que la célula conserve el agua, así que al perderlos se pierde el líquido, lo que provoca la deshidratación. Al encontrarse en este estado se produce una vasoconstricción, quiere decir esto que hay una disminución del oxígeno que transportan a las células, por ello, la producción de energía tiene que basarse en otro tipo de “intercambio de moneda”, otro tipo de energías, o sea, acudir a las reservas. Cuando esto ocurre, se produce el lactato (el del ácido láctico), que repercute en dolor muscular pues al hacer el gasto sin oxígeno hablamos de un ejercicio anaeróbico.
Explico todo esto con dos propósitos, el primero es mostrar la dimensión de lo realizado por Dumolin, que efectivamente llevó su cuerpo al máximo. El segundo, es poner sobre la mesa la realidad: reponerse de esto no va a ser tarea sencilla. A Tom aún le falta mucho por sufrir si pretende mantenerse arriba, además, ante esta notoria vulnerabilidad, los ataques no van a cesar jamás.
El tiburón domina la tercera cara del Stelvio.
Vncenzo Nibali, que volaba bajo en el Giro, no era sino un león dormido. El de Mesina despertó hoy con todo. Atacó a Quintana en el último ascenso –el Umbrailpass, que es el mismo Stelvio, por la cara que pertenece a Suiza-, a pesar de no marcarle una diferencia sustancial al colombiano, sí consiguió hacer una luz, que multiplicó en un descenso de ANTOLOGÍA.
Al italiano bajó de forma magistral, descomunal, increíble. Una mezcla entre downhill y bicicrós, con saltos, con recortes, desafiando a la parca, el mundo se redujo a él y la velocidad. Entre Nibali y la meta estaba Mikel Landa (Sky), pero la situación trascendía, porque entre él y la historia sólo había pocos kilómetros. En una rebasada por fuera de cualquier manual conocido, una reinvención del deporte al estilo Roger Federer, el tiburón del estrecho dejó atrás al español y no le volvió a dar chance alguna de acercarse a la punta. El líder del Bahrain-Merida se llevó la etapa reina, así como la primera victoria local en el centenario de la Corsa Rosa y su ascenso a las posiciones de podio.
Miscelánea de vicisitudes.
Quintana, resultó bastante beneficiado, pues aunque aún marcha segundo, descontó un potosí. El colombiano amaneció a 2’41” y terminó la jornada a nada más que 31”. Una distancia prudente para toda la montaña que falta. Lo más probable es que le de Movistar descuente la diferencia, sobre todo si tiene en cuenta la crono final en Milán.
Independiente de lo sucedido con Dumolin, el gran perjudicado de la jornada fue Tibaut Pinot (FDJ). Ya que salió de las posiciones de podio, no lució para nada bien en los ascensos y su equipo no figuró en ningún momento.
Por último, quisiera destacar que Luis León Sánchez (Astana) se llevó el premio de doble bonificación en Mortirolo. Es significativo este hecho ya que el ascenso se bautizó para la presente edición como la cima Scarponi, en homenaje al ciclista italiano recientemente fallecido que iba a liderar el equipo kazajo para el Giro. Un bello homenaje que hizo su escuadra, y además les otorgó la maglia azzurra.
La general. 

1. Tom Dumoulin (Sunweb) 70h14'48''
2. Nairo Quintana (Movistar) +31''
3. Vincenzo Nibali (Bahrain-Mérida) +1'12''
4. Thibaut Pinot (FDJ) +2'38''
5. Ilnur Zakarin (Katusha) +2'40''
6. Domenico Pozzovivo (Ag2r) +3'05''
7. Bauke Mollema (Trek-Segafredo) +3'49''
8. Bob Jungels (Quick-Step) +4'35''
9. Steven Kruijswijk (Lotto NL-Jumbo) +6'20''
10. Adam Yates (Orica-Scott) +7'00''

Nota: Agradezco a la Dra. Laura Tatiana Gómez por la asesoría médica para la explicación de hoy.


CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 17
Chapeaux Pierre Rolland

Vivimos hoy tal vez una de las jornadas más descafeinadas de toda la carrera. El grupo de favoritos concedió licencias, la fuga marcó una distancia excesiva, los líderes no apretaron y Dumolin vivió una utopía.

Resulta extraño que las escuadras poderosas no marcaran un ritmo fuerte durante todo el recorrido para desgastar más al vulnerable líder. Sin embrago, lucieron pasmadas. El lote de “la sabrosura” fue hoy el principal. Podría ser producto del esfuerzo de ayer, aunque realmente la exhibición de la etapa 16 se debió más a situaciones ajenas al ritmo de carrera, razón por la que no parece una explicación suficiente para justificar lo sucedido en la que acaba de concluir. La otra opción puede atender a la exigencia del trazado de mañana, que pone en juego cinco premios de montaña (dos de primera, dos de segunda y uno de tercera) y los corredores quieran conservar energías.

El problema radica en que mañana puede ser la última opción de hacer suficiente diferencia sobre Tom Dumolin, para llegar con un colchón a la contrarreloj de Milán. Recordemos que el holandés no necesitó más que una etapa como esta para marcar las holgadas distancias sobre sus rivales. Valga resaltar que aunque la del domingo es más corta (29.3km) que la anterior, no presenta columpios, es más, el perfil del trazado es descendente, lo que beneficia aún más al pesado corredor del Sunweb.

Ojalá mañana veamos acción, porque la emoción que debían brindarnos los escaladores aún no aparece para hacerle honor al hermoso recorrido que planificó la edición centenaria del Giro de Italia para los especialistas en este terreno.

Ahora bien, el francés Pierre Rolland (Cannondale-Drapac) por fin, por fin, logró llevarse la etapa que tanto había buscado. Un reconocimiento merecidísimo para el llamado a animar las carreras de tres semanas, pues si bien el de Gien no ha podido luchar por una clasificación general, siempre protagoniza las fugas, hace etapas increíbles en solitario y su simpatía cala en todos los aficionados. También suma otra nacionalidad diferente de ganadores de etapa de esta edición, que ahora son once.

La clasificación general, dentro de su top ten, tuvo una variación, al ser reemplazado en la décima posición Adam Yates (Orica-Scott) por Jan Polanc (Abu Dhabi). Esto, consecuencia de la fuga descontrolada. Así quedó entonces:

1. Tom Dumoulin (Sunweb) 76h 05'38"
2. Nairo Quintana (Movistar) a 31"
3. Vincenzo Nibali (Bahrain) a 1'12"
4. Thibaut Pinot (FDJ) a 2'38"
5. Ilnur Zakarin (Katusha) a 2'40"
6. Domenico Pozzovivo (AG2R) a 3'05"
7. Bauke Mollema (Trek) a 3'49"
8. Bob Jungels (Quick-Step) a 4'35"
9. Steven Kruijswijk (Lotto-Jumbo) a 6'20"
10. Jan Polanc (Abu Dhabi) a 6'33"



CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 18
“Con el suelo tan chiquito no se pesca tiburón…”

Ayer pensamos que el tedio de la etapa se debía a que nadie quería gastarse para poder estar lo mejor posible de cara a la jornada de hoy. Pues bien, si guardaron energías, estas no fueron suficientes o las siguen reservando, porque en la última etapa de alta montaña del Giro, los tres gallos -Dumolin, Quintana y Nibali-, no se hicieron daño.

El segundo grupo en disputa, conformado por Zakarin, Pinot, Kruijswijk, Mollema y Pozzovivo, por su parte, sí movió y animó la carrera. Atacaron, hicieron alianzas, inquietaron el pelotón seleccionado de favoritos, para finalmente salir con tiempo valioso como premio. El francés, por ejemplo, le descontó casi un minuto a Nibali y se acerca peligrosamente al tercer lugar de la general. Así mismo, todos ellos disminuyeron su distancia respecto del líder. Este quinteto promete brindar emoción tanto en la etapa de mañana como en la del sábado para reacomodar el top ten.

Se hizo evidente la estrategia de Tom Dumolin, que consiste en ir tranquilo, a su paso. A fin de cuentas, él no tiene obligación ni de atacar ni de desgastar. Sus rivales, por otro lado, parece que no le pueden hacer daño, el holandés luce sólido. Incluso, cuando Quintana y Nibali trataron de marcarle diferencia, no solo los conectó, sino que además hizo el lance para mostrarles que estaba dispuesto a atender sus propuestas. Dio un golpe de autoridad, o por lo menos jugó muy bien el farol.

Si el colombiano y el italiano pretenden arrebatarle la maglia rosa al líder del Sunweb, deben atacar ferozmente en los puertos que quedan, hacerlo de tiro largo y con solidez. En sus cuentas, una diferencia de menos de dos minutos en Milán, podría no ser suficiente, sobre todo para el del Movistar.

Para finalizar, la definición de la etapa, en el alto de Pontives, estuvo bastante bella, entre Mikel Landa (Sky) que viste la maglia azzura como líder de la clasificación de la montaña, y el norteamericano Tejay Van Garderen (BMC). Fue para el estadounidense la victoria, un hecho que vale demasiado para él pues desde hace años promete protagonizar una gran vuelta y no ha producido más que decepción, esto le ha provocado dar declaraciones muy fuertes sobre sus condiciones profesionales. Ojalá este logro de hoy lo motive para reencausar su carrera deportiva y subir el ánimo.

Cerramos el día 18 de competencia con esta clasificación:
1. Tom Dumoulin (HOL) Sunweb 76h:05:38
.2. Nairo Quintana (COL) Movistar a 31
.3. Vincenzo Nibali (ITA) Bahrain a 1:12
.4. Thibaut Pinot (FRA) Francaise a 1:36
.5. Ilnur Zakarin (RUS) Katusha a 1:58
.6. Domenico Pozzovivo (ITA) AG2R a 2:07
.7. Bauke Mollema (HOL) Trek a 3:17
.8. Steven Kruijswijk (HOL) Lotto a 5:48
.9. Adam Yates (GBR) Orica a 7:08
.10. Bob Jungels (LUX) Quick-Step a 7:24


CICLISMO – GIRO DE ITALIA 2017
Etapa 19
El pez muere por su boca.


Los equipos de Quintana y de Nibali se dieron a la tarea de romper la carrera. Quienes se ubicaban segundo y tercero en la general al inicio de la etapa estaba dispuestos a contestar sobre la bici a las declaraciones desobligantes que hizo Dumolin tras la jornada de ayer.

Con un ritmo que no cesó, la escuadra española y la de Bahrain, con alguna ayuda tímida del Quick-Step Floors, pudieron descolgar en dos ocasiones al líder de la clasificación general. La segunda ocasión, que fue definitiva, se presentó en el ascenso al Piancavallo. El del Sunweb se encontraba ya sin compañeros y con los otros favoritos lanzados. Coronar el puerto le debió haber cobrado un desgaste considerable al de la maglia rosa, mientras que Quintana y Nibali lo hicieron con gregarios y con cadencia pareja. Sin embargo, el italiano cruzó dos segundos después del colombiano.

Respecto a la definición de la etapa, es necesario reconocer el gran trabajo del español Mikel Landa, que por fin se pudo llevar una victoria parcial, después de varios intentos. Así, consolida su liderato en la clasificación de la montaña y además le otorga el reconocimiento al Sky, que después del accidente que dejó por fuera de carrera a Geraint Thomas y al mismo Landa con una diferencia imposible respecto de los demás favoritos, le hacía falta para salvar la participación en Italia. Éste chico de 27 años ha lucido formidable, de no ser por el infortunio de la etapa 9, estaría seguramente disputando lo más alto de la tabla. Por otro lado, su coequipero, el colombiano Sebastián Henao, se ubicó en la quinta casilla de llegada en la jornada.

Ahora bien, aunque la clasificación general se movió, nada está definido aún. Hasta el séptimo puesto el panorama está muy estrecho, veamos:

1. Nairo Quintana (Movistar) 85h02'40"
2. Tom Dumoulin (Sunweb) a 38'
3. Vincenzo Nibali (Bahrain) a 43"
4. Thibaut Pinot (Francaise) a 53"
5. Ilnur Zakarin (Katusha) a 1'21"
6. Domenico Pozzovivo (AG2R) a 1'30"
7. Bauke Mollema (Trek) a 2'48"
8. Adam Yates (Orica) a 6'35"
9. Bob Jungels (Quick-Step) 7'03"
10. Steven Kruijswijk (Lotto) a 7'37"

Esperemos que la rosa le de alas a Quintana para que en la etapa de mañana, que plantea un puerto de cuarta y dos de primera categoría, pueda marcar mucha más diferencia sobre sus rivales para llegar tranquilo a la contrarreloj del domingo en Milán.

Leer más

Share Tweet Pin It +1

0 Comentarios