Three Short Films About Chile



Three Short Films About Chile, de Michael Chanan, constituye un muy sucinto ejercicio de documentación audiovisual que en tan solo 34 minutos 14 segundos aborda desde diversas ópticas algunos problemas emblemáticos de la sociedad chilena actual. Chile, pese a su historia, o tal vez precisamente gracias a ella, no deja de generar ejercicios de resistencia cultural y política que se enfrentan a los dogmas oficiales del discurso institucional imperante.

El primer caso presenta a Valparaíso: una ciudad que se desarrolla con todos los lujos y comodidades de las grandes metrópolis a expensas, si no de la pobreza extrema de ciertos sectores de la población –de lo cual el Estado chileno se enorgullece enormemente–, sí del amordazamiento de la opinión y el derecho a la disidencia; en el fondo, de la inviolabilidad de un statu quo inamovible heredado de la época de la dictadura militar, y que aún se deja sentir con toda su fuerza en todos los ámbitos de la vida del país. El documento inicia con un corto homenaje a la historia y tradiciones de la ciudad y es un homenaje al cineasta Joris Ivens' (A Valparaiso from 1963).
El segundo, en  este inventario de resistencia presentadas por Chanan, es el de la colonia o villa de La Victoria: una de las tantas comunidades que habita las colinas y cerros que rodean la capital de Chile.  Pronto nos sumerge en el ambiente y las dinámicas sociales de la comunidad de esta villa en donde los ciudadanos organizados realizan un ejercicio de apropiación y creación de medios de comunicación al servicio de sus propios intereses colectivos y al margen no solo del influjo de los medios monopólicos sino de la ley que ampara a los grandes y les prohíbe expresamente la creación de este tipo de canales participativos. Este corto expone la singular manera de aprovechamiento de las nuevas tecnologías y de internet por parte de la comunidad de La Victoria.
Y el último aborda las recientes protestas de estudiantes en el gobierno de Sebastian Piñera, movimiento estudiantil chileno, que sacudió no solo al país austral sino que ha alcanzado un eco y una relevancia a nivel latinoamericano (animando e inspirando movimientos similares en muchos otros lugares del continente). Los problemas de la educación, en lo que concierne a su privatización y el descenso de su calidad, son tratados haciendo un inventario de estrategias y de la originalidad con que los jóvenes y la sociedad chilena en general buscaron e implementaron formas no convencionales de protesta que han ido dejando en fuera de lugar los tradicionales mecanismos de represión del estado. Es así como descubrimos a una sociedad que por haber vivido precisamente durante varias décadas a la sombra de una de las dictaduras más férreas y sanguinarias, termina por reinventarse desde las esquinas, desde los intersticios de la vida civil aún no copados por el discurso imperante, y permanece en constante busca de nuevas formas de ser y de ver que ponen en vilo a un Estado. Esta última parte revela un modelo económico hecho Estado que para muchos chilenos reposa sobre la ilegitimidad de un acto de traición y de muerte: el golpe militar que en 1973 acabó con la vida democrática del país y que se mantuvo no solo hasta 1990, año en que se produce la entrega del poder por parte de los militares, sino incluso hasta nuestros días.

[Fotogramas] [Reseña] [El director][Entrevista a Michael Chanan][Ficha técnica] [Cine Corónica y nuevas alternativas de circulación]

No hay comentarios:

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos

Con la tecnología de Blogger.